junio 23, 2003

Estaba ella invitada al Maufest. Por alguna u otra razón nunca había ido ella a ninguna de mis fiestas. Bien previsor, invité también al George, jalando los hilos para que se organizaran y se fueran juntos. Hablé con ella un par de veces, dijo que no se lo perdería, hablé con el George, ya se habían puesto de acuerdo.

El jueves, día de mi cumpleaños, no recibí ni llamada, ni mail, ni mensaje ni intención de felicitación.

El George llego solo. Cheil! Y por si fuera poco hasta se quedó!

Ni hablar, el infinito y mi paciencia tienen un límite. Y mi boleto extra de Pearl Jam ya tiene otro nombre.

Creo que es bastante obvio el asunto. Ya me lo dijo Emilio, “Tienes puros amigos inteligentes”, creo que entonces eso la excluye por definición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *