junio 23, 2003

Desde el rin rin.

Jueves: Después de el gran pastel de chocolate me fui a comer con mi papá y hermanos a un restaurante de Mariscos en la zona rosa. En el lugar también vendían Yoli, que acompañada con Mariscos pues nomás me faltaba la playa.

Mi hermano me regaló una cartera muy chida, Lilia a pesar de vivir a una cuadra llegó tarde, pero bueno, estuvo bueno. Platicamos de mis primos Aldo y Deni.

Lilia recién había llegado de Puebla de la graduación de mi primo Aldo, el se graduó en Ciencias Humanas (o algo así) y su tesis fue sobre una “artista” llamada Teresa algo (se me olvidó el nobre), resulta que esta mujer hace esculturas de cadáveres de la SEMEFO y realiza performances que involucran que los asistentes aspiren vaporizaciones de los fluidos de esos mismos cadáveres. Obviamente para las pulgas de mi tía, ha de haber valido la pena estar ahí para ver su cara. Yo tengo dos opiniones, una políticamente correcta y la otra no. La primera es que mi primo Aldo es bastante inteligente (y esto es cierto) y aunque no conozco su tesis, estoy seguro que fue pensada y expuesta como debe de ser, y conociéndolo el nivel de análisis ha de haber estado muy cabrón y probablemente way beyond para que la cabeza de un ingeniero como yo le cacte del todo.

La otra opinión es que el tema se me hace una soberana mamada, repito, no conozco el tema ni he visto o estado en exposiciones de la señora, pero así de oidas, con ganas de juzgar y opinar, creo que cabezas tan chidas como las de mi primo deberían estar mejor utilizadas en algo que sea de provecho para el país o de menos lo vayan a hacer rico. Es por eso que me cagan los intelectuales, son los que mas opinan y los que menos hacen.

También se habló de Deni, la hermana de Aldo, y de como es conchuda, aqui si no tengo que opinar, si la aguantan sus padres y no me hace daño pues mas bien felicidades por ella, hay otros que tenemos que trabajar y medio hacer nuestra luchita.

También se tocó el tema Harry Potter, ya que mi tío José Luis viene de NY a ver a sus cuates y de paso nos trae nuestra copia. La arrebatada del libro va estar fuerte, espero podérmelo apañar, con el pretexto de que soy el que lee mas rápido en Inglés.

En fin después de la comida me fui a casa de Andrés a concluir mi cumpleaños. Me late mucho visitarlo. Aparte de que su casa esta poca madre, creo que esta en una época donde la amistad esta de regreso. Cuando algún amigo se consigue novia nueva, o se casa hay un periodo de alejamiento cañón, esto es muy entendible y razonable. Hay que dedicar tiempo y esfuerzo para que las cosa funcionen, pero ya que funcionaron con el significant other, hay un periodo de regreso, generalmente el lazo no es igual, la influencia del 3º siempre esta presente, pero such is life como dice alguien sabio.

En el caso de Andrés luego de año y medio de casado ha regresado muy bien, Adriana su esposa, es poca madre, me cae muy bien y siempre me atienden de lujo, sabe cuando hay onda nerd /freak, y lo asimila chido. En fin me parecen una pareja (no quisiera decir perfecta) pero embonan muy bien.

Ahí llego mi primo Adrián, René, y Thor, me felicitaron Me regalaron el DVD de Animatrix (que no he tenido ni tiempo de ver), unos sobres de Lord y jugamos, echamos coto y Adriana nos dio botana, de esa que preparan las mujeres, bien mona y bien rica, fue un buen cumpleaños.

Al llegar a mi casa todavía me aventé parte de los MTV movie awards y me dormí ya tarde.

Viernes: A pesar de lo rico que había comido el jueves, de hecho fue demasiado y mi estomago se estuvo quejando todo el día, eso junto con la desvelada, pues medio me dio en la madre. Para acabar de joderme, mi jefa que por alguna razón estaba estresada y nerviosa, me lo contagió y pasé toda una mañana haciendo una presentación que no entendía del todo y que no le gustaba a mi jefa, me sentí muy improductivo y de malas.

La celebración de mi cumpleaños seguía y me fui a comer con los de la oficina, el humor se me levantó un poco.

Para matar al mal humor, la desvelada y la indigestión me aventé una sisetecita de una hora antes de agarrar carretera al Maufest 03. Entre una cosa y otra, que llego, Otniel y mi hermana y sus amigas, tráfico, gasolina, etc. Tomamos carretera ya como a las 10 pm.

El camino y la llegada a Cocoyoc desató una serie de recuerdos de infancia y adolescencia bien cañón, tenía ya como 5 o 6 años de no ir, y al ir recorriendo el fraccionamiento fue como cuando le das una mordida a una fruta y el mismo jugo te hace salivar mas. Muchos buenos recuerdos.

Esa noche estuvo divertida, Dominique e Iliana son muy un desmadre y muy buena ond y luego Otniel que es igual, agarramos una buena fiesta que duró hasta las 5 am.

Jugamos Dominó, acertijos y un juego muy divertido “pongan peda a Dominique, nadaron un rato en la madrugada y yo aproveche para platicar con Iliana acerca de hermanos y medio conocer un poco mas a las mejores amigas de mi hermana.

Sábado: Maufest ’03, un día de lluvia, gozo y moscas

Pues me amaneció temprano, aunque un dolorcito de cabeza molestó la mayor parte del día por falta de sueño, me lance al mercado a comprar harta vianda, cecina, aguacates, tortillas y el desayuno para mis crudos amigos. Me sorprendí mucho con la disposición que tenían mi hermana y sus amigas para ayudarme a levantar, limpiar y organizar el festín. Lo que si me tenia muy triste es que el día estaba bastante pinche y amaneció bien nublado con la amenaza de llover temprano.

Los primeros en llegar fueron Marco, Kathya y Anais, a quien medio si y medio no ubicaba, hasta que la ví. Luego llegó Emilio con su novia y poco a poco fue llegando la concurrencia, Verde y su amiga cuyos ojos impresionaron a la mayoría, llegó Charlie con un pomo de Whisky dispuesto a todo, el resto de la banda ccg, Skid, Luis, Kike, Rick, Gabo, todos con sus respectivos significant others. Llegó también Andrés con Adrián. El contador hizo entrada triunfal sacandome de un aprieto al casi tener que confesar el porque tenía yo discos donde mezclaba David Bowie con Britney Spears. El último en llegar fue el George, al que había invitado con el único propósito de ser el Ride de Laura Ivonne, llego solo por que la niña le cancelo a ultima hora. Otra falta importante fue de Armando, que andaba en la expo boda según lo ultimo que supe, pero había jurado y perjurado que no importando quien se muriera iba a caer ahí, pos no fue, ya luego me enteré que fue por ondas familiares. Ni pex.

Afortunadamente siempre hay alguien que protagoniza y organiza el pex, Marco y kathya se apoderaron del asador y me hicieron un parote, mientras yo me preocupaba por otras cosas como vasos, hielo, servilletas y demás estupideces.

Obviamente llovió pero eso no pareció importarles a la mayoría que recluidos en el techito de la terraza comieron con singular alegría. Aparte que mi primo Adrián arriesgando el físico improvisó unas sombrillas para que se pudiera cocinar a gusto. Hubo mucha comida, sobró mucha comida.

Por alguna razón extraña todas las moscas de Oaxtepec decidieron ir al Maufest, eso o la vecina (que no dejo de echar ojo todo el día, esperando quejarse por algo) nos aventó una maldición Pagana, pero el aperre mosquil estuvo gacho. Finalmente creo que eso no importo demasiado y se armo un ambiente agradable, hubo guasa, y parece que entre la mayoría se llevaron bien.

Emilio luego me comentó que, al menos que con los que él platicó, se le hicieron gente inteligente, y pues bueno, creo que por alguna razón tengo puros amigos inteligentes. (Aparte de que Emilio no conoció al George :).

En un momento de la tarde, entre tanta etnia de amigos distintos, la música empezó a ser tema de descontento y como anfitrión pues me tensó un poco, aparte de que la música fue el principio de la bronca en mi último reven, creo que andaba medio siscado. Llegué a la conclusión que: mi fiesta, mi música, pero en un momento de ansia, no se lo dije muy políticamente correcto a kathya y creo que se ofendió, ando medio apenado por ello, pero bueno.

El evento resulto efectivamente tranquilo como yo esperaba, al parecer todos se basaron un buen rato y se empezaron a ir al atardecer, los últimos en irse fueron el Verde y el Contador y con un buen timing por que se fueron con la ultima chela.

El comité que se quedó fue Verónica, Domique, Iliana, Anais, Otniel y por alguna extraña razón el George. Ya en petite comité fuimos por un pomin para seguir la fiesta, la canción de la noche fue el besito cachichurris y hubo baile y gozo. Platiqué chido con Anais acerca de Blogs y demás, hice osos que no debí de haber hecho con tan poco alcohol encima pero en general ‘tuvo güeno. Aunque pues ya con los estragos de la noche anterior y todo el día en chinga, acabamos temprano como a la 1 o 2.

Domingo : El día me llegó a eso de las 930am cuando el George y Otniel se fueron, huyendo de la limpiada y levantada, según creía yo, pero cual fue mi sorpresa al levantarme y ver todo arreglado. Primero pensé que todo el día había sido un sueño y que en realidad el Maufest todavía no había ocurrido, pero luego vi a Anais en la cocina lavando trastes, donde me platicó que entre las cosas que le daban mas placer en el mundo era levantarse bien temprano los Domingos a recoger y limpiar restos de fiestas. Poco después se levantaron los ángeles de Otniel (mi hermana y sus amigas) y mas hábiles y rápidas que cenicienta en día del baile acabaron con lo que faltaba de limpiar. Lo menos que pude hacer para corresponderlas fue el desayuno, así que fui al bosque corte fruta fresca, horneé un poco de pan, conseguí huevos y leche de los establos, exprimí algunas naranjas dulces y les ofrecí un manjar digno las princesas mas nice de Mónaco y Praga. Eso sumado a unas quecas y cecina con gorditas que habían sobrado funcionaron muy bien.

Empacamos y nos fuimos, fue un regreso rápido y sin dolor.

Ya en el DF, el sol salió, obedeciendo a la ancestral y siempre confiable ley de Murphy. En fin, hubo repartición de Mujeres (a sus casas) y por fin medio me relaje.

El resto de la tarde olímpicamente , no hice nada.

Hoy ya mas tranquilo meditando en el fin, llegué a la conclusión de que estuvo bien (no espectacular), el papel de anfitrión y preocupación de que todo saliera bien inhibió un poco el gozo. Pero en fin, creo que esta comida mas para celebrarme, la hice para celebrar a todas las personas que tengo alrededor y que quiero. Vale la pena, hacerlo una vez al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *