junio 04, 2003

Muchas de mis tardes al llegar a mi casa en lugar de hacer algo productivo para el país me pongo a ver televisión y practicar el famoso “Zapping”.

Si no es mi telenovela de Gangsters (Los Soprano), es algún sitcom, o un juego de los Yankees con mi papá o en estas fechas liguilla de fútbol, pero siempre hay uno o dos o tres programas que ver al mismo tiempo.

El chiste de sentarse a ver la tele es primero, tener control y dominio absoluto del control remoto, luego escaneaar los canales para ver posibles programas a ver. Normalmente campechaneo entre una pelicula (que ya vi), un partido de algún deporte y un documental de discovery o History Channel, y en caso de que sea tarde en la noche igual hasta un infomercial.

Pero no nada más es sentarse a cambiarle de canal a lo wey, nooooo. Primero hay que escoger un programa principal, es decir, el que va a ser como la “base” entre cambios, el programa cuyos comerciales vas a aprovechar para cambiar de canal. En mi experiencia los juegos de baseball funcionan muy bien, por que tienen interrupciones (Cambios de inning) bastante seguidas y así es posible ver el juego y al menos otro programa simultaneo casi completos y sin perder “mucho” el hilo.

Hay muchas personas que no toleran este modo de ver la tele, ¿Por qué será?.

Aunque definitivamente no siempre es así. Aguas con que sea una película que no haya visto, o un capítulo nuevo de los Soprano! Por que hasta el control escondo.

Incluso hay veces que documentales de canales como Discovery o de ese estilo, me cautivan. Es realmente sorprendente como pueden hacer de casi cualquier cosa algo interesante.

El otro día me pique viendo un programa de cemento. ¿Cuánto es posible saber del cemento sin ser Ing. Civil o albañil?. Ah! Pues estos vatos se echaron una hora y lo peor es que me tenían tan entretenido que casi ni le cambie y hasta aprendí.

Lo que me gusta de esos programas es saber el principio básico de todas las cosas, el: ¿A quien se le ocurrió que llenando un chile poblano con fruta y cubriéndolo de una crema de nuez de castilla pelada, granada y perejil iba a saber bueno? ¿Me intriga mucho saber cuál fue el proceso creativo que llevo a un individuo en particular a inventar o descubrir algo?.

Así me paso con el cemento. Resulta que primero el hombre vivía en cuevas, luego pensó que igual era una buena idea salir a vivir cerca del mar (Por que como todos sabemos, en el mar la vida es mas sabrosa), así que con unas piedras se improvisó una cueva para vivir donde el quiso. Al principió uso lodo vil para llenar los hoyitos que quedaban entre piedra y piedra, luego se le prendió el coco y le puso paja para que amarrara. Pero cuando se puso bueno fue en Italia cuando el Vesubio hizo erupción. Resulta que el lodo que se hacía con la ceniza del volcán por alguna extraña razón quedaba mas duro y resistente. Entonces a alguien se puso abusado y como que lo analizó y zas! se hizo el chemo. Un poco de tiempo después un inglés ocioso en una localidad de Inglaterra llamada Portland, perfeccionó el proceso de creación de la ceniza y por ello al cemento mas común se le conoce como cemento Portland.

Y todo esto entre la 4a baja y la 5a alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *