Archivos de diciembre, 2003

diciembre 31, 2003

Pense que no había llamado. A las tres me desesperé y me fui. Hoy por alguna coincidencia rara, rayando en lo sobrenatural, vi su llamada perdida en el display del teléfono. Sábado 5pm… fuck!

Le llame, no estaba, deje mensaje… Enjoy the Ride.

diciembre 29, 2003

Fin de año incomodo

He tratado de hacerme inmune a los problemas familiares que no me involucran, sobre todo cuando son pan con lo mismo, actitudes quinceañeras vs gritos y amenazas. Pero no he podido del todo, me sigue llegando. La familia ‘es’ una institución extraña.

Perdí la carátula del estero del coche (creo que me la robaron, pero andaba tan en la pendeja que no estoy seguro) y que estoy de vacaciones sin nada que hacer, me da mucho tiempo para pensar y eso es peligroso.

Hubo llamada de: “Feliz Navidad, y me gustaría verte por que tengo algo para ti”, Mmmh.

Siempre he sospechado que tengo migraña. Dolores de cabeza justo arriba del ojo, me molesta la luz y siento nausea, pero un par de aspirinas lo calman, y no pasa a mayores.

El otro día tuve un gran sueño, una actriz porno era mi ex y quería regresar conmigo, yo primero se la presumía a mis amigos y luego la botaba.

Mis regalos de Navidad fueron un hit.

Las tortas de Bacalao son un hit.

Voy a hacer un esfuerzo para divertirme en la fiesta de Año nuevo, a pesar de mis primos y mi hermana.

No quiero irme a dormir…

diciembre 22, 2003

¿Cómo funciona la Caja?

Ha de haber sido hace unos 18 años aprox. Cuando mi madre nos inició a todos en la caja.

El supuesto es que el espíritu de la Navidad llega junto con el solsticio de invierno (¿o es equinoccio?), y llega con ánimos dadivosos, o sea que si alguien pide algo en ese momento hay muchas probabilidades de que ese algo se reciba a lo largo del siguiente año. (NOTA: Al decir altas probabilidades, me refiero a alguna especie de estadística celestial que escapa a las leyes de probabilidad Gausiana y combinatoria que conocemos y que por lo mismo no aparece en el Walpole de probabilidad ni en algún otro libro que haya visto.)

En fin, el procedimiento dice que es necesario escribir en pequeños papelitos todo aquello “material” que uno desee, dejando los buenos deseos y propósitos para fiestas de fin de año o concursos de Miss Universo.

Es decir, que cosas como: Un auto nuevo, un Home Theater, o la colección completa del Llanero Solitario son válidas, mientras que, La Paz Mundial, Que fulanita(o) ya me pele o ser el empleado del mes, no son jurisdicción del espíritu navideño.

A continuación todos aquellos papelitos deben de ser introducidos en una pequeña caja, desear con mucha fe por lo pedido y guardar la caja en un lugar seco donde se pueda encontrar el próximo año.

Al siguiente año, se revisan los papeles, se sacan aquellos que hayan sido concedidos y se introducen nuevos, agradeciendo al espíritu por su generosidad.

La apertura de la cajita debe de llevarse a cabo durante el solsticio de invierno, pero como algunos años esto ocurre a horas bastante inhábiles (como este año que fue por ahí de las 2 am del Lunes), decidimos hacerlo en un horario institucional del 21 de diciembre a las 12 del día.

Este ritual pagano funciona igual que pedirle algo a cualquier deidad, santito o diputado local. Osea no se garantiza que lo que se pida sea concedido ni puede comprobar que lo concedido sea por obra y gracia del espíritu Navideño, o por el aguinaldo de algún familiar generoso. Pero cuando uno tiene 8 años es muy interesante y divertido y hasta una buena forma de crear lazos paternales y familiares.

A la fecha he metido por éste trámite, algunos juguetes, a Odie (perro por 16 años), una colección completa de tarjetas de Star wars, y mas recientemente una PDA, un viaje y una cámara de vídeo que tardo 14 años, pero por fin llegó.

diciembre 22, 2003

Ayer fue día de caja y cada año tiene menos flujo, lo que por un lado es bueno, no hay muchas cosas materiales que desee. Aunque esta mas llena de propósitos y deseos, lo cual no es su función pero me da buenos recordatorios.

Mas de una persona me ha dicho que me estoy amargando, y es preocupante por que lo siento, siento como cada vez me cuesta mas trabajo sentirme contento o pleno, cada vez es me es más difícil salir del gris. Probablemente sea el invierno que detesto. Detesto que haga frío, detesto enfermarme… fuck… otra vez de amargueitor…

Algo de lo que encontré en la caja, la escribí en el 2000 pero este año me dijo mucho, se deriva de sabiduría sacada de la Película “Parenthood”.

Life IS a rollercoaster, all you have to do is sit back an enjoy the ride.

El papel decía: I want to enjoy the ride…

Me cae que, que sabio soy a veces.

diciembre 21, 2003

Pero bueno… es ya muy tarde pero siempre es buena hora para postear.

4 pinche y media horas haciendo compras navideñas. (Que regalen afecto los jodidos, yo trabajo y me alcanza para comprarlo), pero bueno, hice segun yo buenas compras, pero todavía me falto mi madre, siempre es la mas difícil.

Fiesta en casa de Oscar. Por supuesto estaba Kathya y por supuesto me hizo bailar con ella La Vaca.

Mañana es día de caja.

diciembre 19, 2003

Una de mis favoritas Navideñas…

Sigan Gozando!

Mau

diciembre 17, 2003

Me gustan los maratones de cine, este año pude aventarme 4, uno por cada estación del año. Me late como para que se me haga costumbre.

El de ayer originalmente no tenía ninguna intención de ir, pero me habló Charlie la semana pasada, diciendo que tenía un boleto de sobra y solo me tuvo que rogar un poco antes de que aceptara. Después de un poco de negociación le conseguí un lugar a Andrés y fui la envidia de mi hermana y de mi primo.

Trabajé un pretexto en la oficina y zas! Ya estaba en el cine. Vero se animó y a la mera hora consiguió entrar.

En la sala me encontre a buen Martin Huarte, que me cae poca madre, a lo lejos salude a Alejandro de la Loza y al Max, y entre Carlos, Gris y su prole nos aventamos doce horas seguidas del Señor de Los Anillos. Ah! pero que bonito es el cine. Me gusta el feeling de estar sentado en la oscuridad y poco a poco irte perdiendo en la pantalla, hasta que se te olvida que estas en una sala y estas involucrado en la historia. Independientemente de que película se trate.

Aunque hay veces, como ayer, en que la película definitivamente influye. Una saga épica.

Me gusto mucho el Regreso del Rey. Valió la pena no haber leído nada. Prefiero por mucho asombrarme con las secuencias que se me presentan, a estar comparando (‘Es que eso, no es así en el libro…’), o estar anticipando a que las cosas pasen o dejen de pasar.

Ah! Me siento muy satisfecho. Me gustaría encontrarme a Peter Jackson y darle la mano y felicitarlo por el gran trabajo que hizo.

diciembre 08, 2003

De la fiesta de fin de año.

Pues llegamos temprano y según nosotros escogimos una buena mesa con buena vista y acceso fácil a la pista. El mesero luego luego se presento nos trajo bebidas e hizo chistes, supongo que esperando una buena propina, yo generalmente no soy codo para eso, así que de entrada el buen hombre ya se había ganado al menos un tostón de mi parte.

Como a eso de las 2 empezaron a servir de comer. De entrada nos dieron rollos de jamón con ensalada rusa, que aunque plato de fiesta infantil, estaba servido muy mono y hasta tenía esa ramita que no se come pero como que les da clase a los platos. Seguido nos sirvieron una crema de langosta que estaba bastante buena (de hecho muy buena), mientras me aguante muchos comentarios guarros, ya que estaba sentado en la mesa con gente de mayor nivel salarial que yo (eg, “…y a ti, ¿te gusta langosta, o prefieres andar en lancha?”). en fin.

Como plato fuerte nos trajeron un platillo que se fue sin mucho pensarlo al top 3 de lo peor que he comido en mi vida, solo atrás de los tacos de pelicano pibil que alguna vez comí en Veracruz y de el plato de pancita con pelos de hace no mucho que fui con mi papá. Era una especie de puerco relleno de mango, manzana y alguna otra fruta rara, bañado en una salsa de no-se-que-chingados que estaba demasiado dulce, mal, mal, mal.

Para estos momentos las visitas del mesero se empezaron a hacer gradualmente mas esporádicas y sin comentario gracioso.

Decidí dejar la mitad del plato porcino aquel y entrarle al postre, que si bien estuvo decente, no estuvo grandioso. Ha de haber sido, junto a los rollitos de jamón con verdura, parte de las sobras de alguna fiesta infantil celebrada en la mañana. Pero estaba mejor que el plato fuerte, menos dulce.

Se acabó de comer, hubo un ratito de sobremesa y como era de esperarse the band played on, después de los también obligatorios momentos de mordida de rebozo se descolgaron todos a bailar.

El espíritu era bueno, pero el grupo lamentablemente muy malo. Se aventaban unos popurris de miedo, empezando con mambo cambiandole a Rock and Roll, regresando a cha-cha-cha y culminando con cumbia. Bien creativos.

También entendí el por que la Sonora Santanera ensaya tanto La Boa. Para evitarse osos como los de este grupo que se les olvidaban las letras de las canciones. Las coristas, nunca las vi corear nada y a pesar de que su trabajo era animar al público parecían las mas aburridas de la fiesta.

En fin, ahí medio bailé y medio me divertí.

Ya a éstas alturas los meseros desaparecieron, y conseguir un trago era misión imposible. Nos dimos cuenta que la mejor mesa era de los que bien abusados se sentaron hasta el fondo, junto al Bar.

Cuando por fin se puso bueno fue cuando empezó la rifa y mi nombre sonó asignado a una cámara Handycam muy chida. Yeah!

A pesar de la escasez de meseros, agarre buen nivel y seguimos la fiesta hasta que se acabó. No soy el único en tener la mala costumbre de quedarme picado y resulta que en el mismo hotel se estaba celebrando la fiesta de fin de año de Seguros Tepeyac. Como compañía colega importante, muchos de aquí tienen conocidos en Tepeyac y de repente Zas! Ya estabamos en una mesa de pista siendo atendidos por 2 meseros en una fiesta al menos 5 veces mas grande y con un grupo mucho mas animado. Las 3 horas que estuvimos ahí estuvieron mejor que toda nuestra fiesta (a excepción de la cámara). Ya al final hubo mariachis y chilaquiles.

Antes de irnos, obviamente juré y perjuré que nos la íbamos a seguir en algún lado, pero ya de regreso me di cuenta que un trago u otro rato mas y era muy probable que amaneciera tirado en medio de mis fluidos, en un lugar extraño y con moscas en la panza.

Así que para matar el compromiso nos metimos a una cantina cercana a tomarnos una chela que, maldita sea, acabe pagando yo.

Afortunadamente el piloto automático me llevo sin novedad a mi casa.

diciembre 06, 2003

Checklist de Fin de Semana:

1. Ir a fiesta de fin de año de la oficina – Hecho

2. Beber, bailar y divertirme – Hecho

3. Ganarme un premio en la rifa – Hecho

4. Colarme a la fiesta de otra empresa en el mismo hotel – Hecho

5. Acabar la noche discutiendo de Lennon y de los Doors en una cantina miserable con desconocidos – Hecho

6. Llevar al Dr. a mi Papá – Pendiente

7. Comprar regalo para el hijo de René – Pendiente

8. Ir al Cumpleaños del hijo de René – Pendiente

9. Hacer ensayo de libro para entregar el Lunes – Pendiente

10. Hacer Trabajo para entregar el Martes – Pendiente

11. Ir a comer para celebrar el cumpleaños de mi hermana – Pendiente

diciembre 05, 2003

Regale Afecto, No lo Compre

La Navidad se acerca. Al menos ya llego a la oficina, un día ya habían traído un pino, adornado con guirnaldas y esferas en el techo y el arbolito en el lugar de Marisol ya no se veía fuera de lugar.

Incluso tengo mi Vaso Clos, se organizó el tradicional intercambio Navideño, y hoy es una de las fiestas navideñas de la oficina.

Pero lo que realmente me hace sentir el espíritu, es el aguinaldo. Oh si!

New Car, Caviar, Four Star Day Dream,

Think I’ll Buy Me A Football Team.