Archivos de septiembre, 2004

septiembre 09, 2004

…just the endless struggle between the heart and the mind.

¿Quien podrá mas?

septiembre 08, 2004

O será que ya caí…

…otra vez.

septiembre 08, 2004

Creo que estoy cayendo…

septiembre 07, 2004

Arriba Juarez!

septiembre 06, 2004

El concierto estuvo bien. Creo que valió lo que pagué y me alegro de no haber comprado boletos mas caros.

Resulta que después de haberme esmerado en cultivar la emoción un par de semanas antes grabando un CD con las canciones que me sabía y haber conseguido el CD nuevo y escucharlo un par de veces, me di cuenta que lo que conozco es lo mas fresa de The Cure. El concierto duró casi 3 horas, y de mi super CD de 12 tracks, solo tocaron 4. Luego encima de todo los Dioses del palacio de los deportes se burlaron de mi haciendo retumbar en una cacofonía marca llorarás Just Like Heaven. Cheil! En fin estoy seguro que aquellos fans hardcore fue el éxtasis. Pero para el ojo (oído) no entrenado, estuvo cool nomás. Me quedaron a deber Lullaby, Lovecats, Close to me, Pictures Of You, Cut Here, Hot Hot Hot, entre otras.

Al salir del concierto, contentos llegamos al coche para contemplar con una mezcla de horror y desilusión como los infelices nacos encargados del estacionamiento habían dejado encajonado a medio palacio de los deportes, retrasando la salida de quiensabecuantos coches al menos tres cuartos de hora, lo bueno fue que se me pasaron rápido jugando a que buscaba unos cables para pasar corriente ya que en un destello de atarantez dejé los cuartos prendidos y la batería estaba mas que muerta. Afortunadamente siempre hay alguien lo suficientemente gente para ayudar.

En el camino de regreso encontramos que nunca falta un buen pretexto para hacer una fiesta de barrio, contratar un sonido que ponga cumbia barulera y cerrar la calle para echar el bailongo, aún cuando la calle sea un eje vial. Aquí fue cuando se me salió lo rápido y furioso (solo que un mas lento y mas calmado) y buscando vías alternas con un Torton (camión, no bocadillo) como cómplice, nos aventamos algunos kilómetros de otro eje vial en sentido contrario, bajo el riesgo de encontrarnos a la ley, o peor otro reven de barrio. No pasó a mayores.

Pero bueno, en resumen fue una noche muy chida y la compañía influyó bastante.

septiembre 03, 2004
En mi cabeza a las 6…

El status de mi tarjeta de crédito es: Sobregirada, nunca me había pasado. Me pagan hasta el lunes. Necesito dinero el fin de semana. Hoy ha sido mi primer día relativamente improductivo en dos meses. Ya es viernes, hace una semana que no había uno, chido. Hay planes ‘pal fin. Hoy Rol en case de Andrés, mañana juego en la pirámide, el cumpleaños del Fer se celebrará en Hooters. Concierto domingo en la noche y de vuelta a la rutina. Todo mundo esta corriendo y trabajando en la oficina, yo no. Hubo desayuno en la mañana, otro compañero cumplió años. Me divertí, pero tuve que pedir prestado. Fui al cajero, mi cuenta tenía 190 pesos y el cajero solo billetes de 200. También Rocío, el Eye Candy del piso, cumple años hoy, pretexto que media oficina aprovechó para propinarle su respectivo abrazo apachurrado. Suena Dogs de Pink Floyd, ah! Que sabroso. Tal vez debería ir al dentista, hace mucho no voy y hoy me dolió una muela, a lo mejor le tengo que bajar a los chicles. Compré un paquete de 18 Trident Freshmint en un oxxo y un paquetito de 5 del mismo sabor en una tienda. Los que vienen en el paquete de 18 son azules y los de 5 son blancos. Igual saben a lo mismo. (Mi jefa se va temprano, acaba de pasar a despedirse) Veo la Cara de María Felix en los letreros viales del sur de la ciudad, no estoy loco. ¿Quién lo hará? ¿con qué propósito? ¿Tendrá propósito?. El mundo nunca lo sabrá. Ya me voy…

septiembre 02, 2004

Hoy en la tarde profundicé un poco mas con Rosa acerca del post anterior.

Una de sus primeras ideas, fue pedirle que literalmente le permitiera “Cagar Dinero”, que aunque original no cambia mucho el fin último. Conseguir dinero fácil (aunque sin mucho glamour…).

Ignorando la solución universal de la ecuación, que sería pedirle su varita al Hada llegue a la conclusión de que lo último que le pediría sería dinero.

El dinero existe, y hay formas de conseguirlo aún sin el Hada. Que si es mucho o poco o que cuesta mucho tiempo y trabajo ganarlo o conseguirlo, es cierto, pero como reza la acertada campaña de la tarjeta de crédito hay cosas que el dinero no puede comprar.

Así que si tu deseo mas ferviente es tener tanto dinero como Onassis, no necesitas un hada, necesitas una Mastercard y con eso la haces. (Y no hay que comer tanta fibra)

Por otra parte, el deseo que pedí a la hora de la comida fue influenciado por el hecho que hice dos horas a trabajar en la mañana con una escupida de gasolina en el tanque, así que, aunque efectivamente no se puede comprar con dinero, tampoco satisfacería mucho mis caprichos mas oscuros.

Creo que si el hada (personificada hoy en la tarde por Carlos), me hubiera dado un poco mas tiempo para pensar, hubiera escogido algo como volar, poder viajar en el tiempo, poder entrar y salir en los sueños de otros a voluntad o ya en un tono mas osado, comprender lo que quieren las mujeres.

En fin, fuimos al cine a ver Dodgeball, ah! Pero que chido es reírse de idioteces. (Mejor que el informe!)

Ahí vimos el trailer de Alien vs Predator y uuuuu, pinta bien, pinta bien.

Me enteré que una gran amiga esta posiblemente embarazada y me dio mucha tristeza y desilusión. Ella es una niña preciosa, inteligente (…), con sentido común y con mucho animo triunfador pero anda con sendo patán, que bueno… Nada nuevo, no es la primera ni la última, es por eso que el comportamiento femenino es un misterio que ni el hada con su varita podría descifrar. Deseo con gran parte de mi corazón que todo funcione bien.

Pero bueno, fue una tarde interesante, Rosa me pasó un respaldo del nuevo de The Cure, para seguir con la ambientación pre-concierto, y me gusto mucho el track 8, que después de una búsqueda rápida en la red me enteré que se llama: (I Don’t Know What’s Going) On y va mas o menos así:

I don’t know what’s going on

I am so up close to you

I don’t know what’s going on

I don’t know what’s going on

I am so confused by you

I don’t know what’s going on

No don’t say anymore

To me at all

To me at all

No don’t say more

To me at all

To me at all

I am so in love with you…

with you… with you…

I am so in love with you…

With you… with you…

I don’t know what’s going on

I am so in deep with you

I don’t know what’s going on

I don’t know what’s going on

I am so disturbed by you

No don’t say anymore

To me at all

To me at all

No don’t say more

To me at all

To me at all

I am so in love with…You!

septiembre 01, 2004

Sobremesa

Carlos: Si se te apareciera una hada madrina con una varita mágica y les concediera un solo deseo, ¿qué pedirían?

Luzma: Ay no sé, yo creo que dinero ¿no?

Judith: Yo pediría un trabajo bien pagado, pero MUY bien pagado.

Mau: Yo pediría que ni yo, ni nadie de mi descendencia directa tuviera nunca un problema automotriz ni de tránsito. Ni un choque, que nunca se le descomponga el coche, ni siquiera una llanta ponchada, que nunca se encontrara con tráfico ni con semáforos en alto, ni limpiaparabrisas, en fin, ninguna bronca vial de ningún tipo.

Carlos: Yo le pediría su pinche varita…