Archivos de octubre, 2006

Noche de Horror

octubre 30, 2006

Blue vs Mujer Vampiro
Originally uploaded by siguegozando.
El sábado dormí hasta tarde, vi episodios de Lost y de The office y esperé a que diera la hora necesaria para ir a la fiesta.

Desistí del disfraz de zombie cuando tuve que gastar de mas en mi llanta ponchada, además de que el jueves conseguí un sweater que junto con una chamarra de gamuza azul de 1979 de mi padre daban el uniforme perfecto para Blue Demon en una pelicula de monstros.

Dió la hora me puse mi disfraz y jalé.

Primero pasé por mi amigo Fer que como aún no sabía de que iba a ir disfrazado se llevó una mochila con varios props, entre ellos la máscara de Blue Panther y parte del casco de Darth Vader, en el camino decidimos que “Darth Panther” era la opción.
De ahí pasamos por Rosa quien previo encorsetamiento y encolmillamiento se había convertido en Mujer vampiro.

La fiesta estaba en un lugar, lejos, lejos, lejos en una zona por lo mas nice y fría. La casa muy granda apta para una fiesta de tales magnitudes. Ahí me encontré con muchos amigos y desconocidos creativos enfundados en una gran variedad de disfraces.

Poco después de que llegamos el sentimiento de originalidad que me llenaba se esfumó cuando al menos otras 10 personas llegaron con máscaras de luchador (incluyendo otro blue demon -con mucho menos clase, por supuesto- y dos santos). Parecía congreso de la triple A.

A pesar de que según los organizadores mucha gente que había confirmado faltó, el estimado de asistentes se acercó a las 120 almas disfrazadas.

Entre abundantes cantidades de alcohol (que brillaba bajo la luz negra), un señor disfrazado de taquero (que llevó tacos para todos) y música toda la noche, me divertí mucho, a pesar de que iba en plan moderado por la lejanía y pasajeros que debía de traer de regreso.

Mas fotos aqui.

Five O’clock high

octubre 30, 2006
A principios de la semana después de una breve plática con mi jefa, tomé la decisión. Una de mis niñas se tendría que ir para abrir paso a alguien con mas capacidad y habilidades y que realmente me ayudara en lo importante.
Me puse como fecha el viernes y no pensé mucho en ello el resto de la semana.

El lunes me preocupé por mi llanta ponchada, el martes y el miércoles me faltó cafeína, el jueves estuve en la calle todo el día (lo cual me vino bien) y llegó el viernes.

Como tarea anunciada desde un mes atrás, las tres de mis niñas tendrían que preparar una exposición del trabajo que hacen. Las dejé solas y para mi sorpresa se organizaron y salieron con un trabajo muy creativo.
Durante su exposición fue cuando empecé a echarle pensamiento al asunto y me empecé a consternar.

Busque consejo con el Dios Google y aunque me dio buenos tips, cada minuto que pasaba una duda-angustia me comía.

Aunque sabía que era la movida a hacer, me sentía mal. Me empecé a buscar pretextos y justificaciones contra su negatividad, actitud conflictiva y confortismo. De repente no parecían causa suficiente, no había una gota que derramara el vaso ni ninguna acción concreta que fuera motivo. Dudé.

A la hora de la comida hubo un paréntesis relajador.
Una compañera de la oficina tiene una amiga que después de ser una importante ejecutiva corporativa, descubrió que su vocación era ser dostradora tipo tupperware de juguetes sexuales.

Se organizó una demostración en casa de una compañera que vivía cerca, con el propósito de echar guasa, comer pizza y con suerte descubrir algún secreto tántrico desconocido. (No necesariamente en ese orden).

La demostración estuvo divertida as intended, ropa interior masticable, aceites y escencias juguetonas, juguetes de varios tamaños y texturas, incluyendo un patito de hule vibrador muy kinky.
Habiendo estado a dieta por ya varios meses he de reconocer que lo mas erótico de la tarde fue la pizza. Uuuuts!, no se de donde la pidieron, pero que cosa mas deliciosa.

Acabando la demostración y aparte de las tres rebanadas de la pizza, regresé a digerir la cesión de esta niña.

A las 5, la llamé a una sala de juntas y le di la noticia.

por supuesto es una noticia que no es para tomarse bien y hubo algunas replicas esperadas. Traté de manternerme lo mas estoico posible.
Probablemente es lo mas feo que he tenido que hacer en mi vida profesional so far.

Después del acto platiqué un poco con mi jefa quien trato de hacerme sentir mejor, no pudo.

Al final del día estaba programada la final del torneo de dominó, dónde tenía que estar presente. Y mientras todos estaban pasando un buen rato yo me sentía física y animicamente mal.

Al llegar a casa platiqué un poco con mi madre quien me dio puntos de vista muy sabios y si me hicieron sentir un poco mejor.
Me ayudo a identificar y controlar un poco el sentimiento: culpa.

octubre 27, 2006

A man’s gotta do, what a man’s gotta do…

T-6h

Life as a Sitcom

octubre 25, 2006
Anoche después de mi post miniazotado me dediqué a ver algunos episodios de The Office que andaba torrenteando. Son relativamente cortos (entre 20 y 25 min. c/u) y de atascado me aventé cuatro de corrido y me quedé con ganas de ver mas [Las maravillas de la TV on Demand].

Aunque no he tenido chance de ver la versión inglesa original, el sitcom me atrapó.
Quitando la tropicalización gabacha y la exageración de lo chusco hay unos puntos muy partículares que siento que aplican y con los que hasta me identifico.

Como por ejemplo, el folclor y personalidad de algunos compañeros de oficina que rayan en el cliché: El que le quiere caer bien a todos, el que todo se lo toma a broma, el que todo lo sabe y nunca se equivoca, el que no sabe ni como se llama, el que tiene que participar en todo, el lambiscón, el overachiever, el underachiever, el estresado eterno, el que se lleva pesado, el que no aguanta nada, el despreocupado eterno, el conflictivo, el que se siente con poder que no tiene, las parejas que andan discretamente, el que hace todo ‘por la libre’, el protocol-freak, el supermotivado “quiensehallevadomiqueso” hijo de Cornejo-Covey-CarlosCuahutemocSanchez, y la gente mas o menos normal con la que es posible llevar una conversación agradable.
Me vienen a la mente cualquier cantidad de compañeros que tienen una, mas de una o todas esas características (incluyéndome), y es divertido verlas exageradas.

También hay algunos momentos en la serie donde se ve como la “Soul-Crushing Futility” del trabajo oficinal le pega a la gente y la deja en un estado autómata-catatónico donde la única esperanza de gozo en el corto plazo es la hora de salida, en el mediano plazo el fin de semana y en el largo plazo las vacaciones. Terrible.

No se si lo identifico por que particularmente lo vivo, o sea un feeling oficinal generalizado.

No voy a ponerme personal e introspectivo tratando de justificar el porque sigo trabajando en una oficina. Eso es motivo de mas que otro post un tratado completo. Pero creo que es bueno concientizar la situación para pasarla aunque sea un poco mejor riéndose de uno mismo.

En fin, me gusta el sitcom por que me identifico.
Algo similar me pasó con los años maravillosos, y no es que yo haya tenido una infancia de Kevin Arnold o vivido en un suburbio gringo de los 60, sino que debajo de la tropicalización histórica-geográfica-temporal-cultural, por ahí la seria dejaba ver situaciones, preocupaciones y contextos que le pasaban a un niño de 12 años, que era mas o menos la edad que yo tenía cuando empezó la serie.
O como con “Sensación de Vivir” (90210) en la preparatoria donde los lazos de amistad que se formaban eran fuertes y donde también compartía edad y contextos con los protagonistas.

No pretendo decir que la TV es lo mejor para enseñar/explicar la vida, el universo y todo lo demás. Es mas, estoy consciente de que los chous que menciono son solo eso, “Comedias Situacionales” gringas. Pero en algún momento los escritores intencional o accidentalmente lograron cachar dos que tres reflejitos de realidad donde me vi.

Lo que si no me ha pasado es un final donde las cosas se arreglen, todos terminen riendo y aparte hayamos aprendido algo…

Cut Here

octubre 25, 2006

Te vieron en una estrella
Como si hubiera estado ahí te vi brillar
Tenías la llave en la mano, apretandóla fuerte
Recién me habías visitado en sueños. No fue casualidad
Levantar la vista, sería como voltear hacia atrás
Tan lejos y tan cerca
Te vieron en una estrella
Como si hubiera estado ahí te vi brillar

The Cure – Cut Here(Acoustic)

¿Que Por Qué No?

octubre 24, 2006

De un tiempo para acá como que he querido ponerme la camiseta del banco donde trabajo. Creo que eso es bueno.
De las tarjetas de crédito que tengo, ninguna es del banco de la flama y varias veces he considerado cambiar.

Pero cuando me entero de que los Killers vienen a Mx, el 13 de diciembre y que hay preventa para tarjetahabientes Banamex, me quedo con la competencia.

Mal le empieza la semana a quien ahorcan en lunes

octubre 24, 2006
Algo así estuvo mi lunes.

Ayer por la noche previniendo la insoportable levedad del lunes por la mañana, preparé la cafetera para encafeinarme desde temprano.
La cafeína en el camino estaba apenas funcionando cuando zas! llanta ponchada. Biutiful. La parte buena es que se me ponchó la llanta justo frente a una llantera, la parte mala es que no traía refacción y la parte fea fue que la llanta me salió en una lana y consumió buena parte de mi lunes.

El resto del día se me fue en un parpadeo.

…y encima los Pumas perdieron frente al América.

Blagh!

¡Búsquela Con su Voceador!

octubre 23, 2006

Cafeína, Día 2

octubre 19, 2006

Al despertarme, lo primero que hice fue poner café que me llevé para el camino al trabajo. Llegando a la oficina todavía tomé otras muchas dósis de café y para las 10 de la mañana ya había atendido mis asuntos urgentes, ido al banco y hasta tenido una junta con mis niñas.


Para antes de comer ya había escombrado mis bandejas y mi cajón donde me encontré con artículos insospechados, como unos moldes de comida (vacíos afortunadamente) que tenían aqui ya casi un sexenio.

Esto de ordenar papeles y expedientes me causa sentimientos encontrados, por un lado es muy necesario, ya que llega un momento en que la “operación bandeja” u ” operación cajón” al dar las 6 pm crea un caos dónde es muy dífiil darle seguimiento a las cosas. Pero por otro lado, el arreglar tiene un feeling de improductividad muy partícular.

En fin, otro fascinante y excitante día de folkor oficinal.

(Voy a cambiar la cafeína por el LSD un día de éstos)

Caffeine Rush

octubre 18, 2006
Ayer no fue un buen día en varios niveles. Tuvo bajones laboral, familiar y socialmente.

Hoy Dormí de mas (…soñé que era parte de “The Office”) y salí tarde de mi casa, no dejé que eso me estresara. No escuché noticias en el camino, sino mas bien música alegre que disfruté duarante la hora y cuarenta minutos de tráfico.

Al llegar decidí llevar a cabo el consejo aprendido de la tira de Dilbert de hoy, y tomé mucho, mucho, mucho, mucho café.

A pesar de que llegué tarde, llegué bien prendido y me puse a atender temas a diestra y siniestra. En un par de horas fui mas productivo que todo el día de ayer.
Hasta me dio tiempo de leer algunos de mis feeds y escribir éste post (¡yey!).

Entre los blogs que leí, está el de Ingrid quien escribió un post acerca del Burnout que trae un link que no me pudo caer mejor.

Espero que en mi rush de cafeína me de tiempo de acabar mi trabajo y leereme el sitio completo.

Ayer que fui a hacer mi labor de cobranza en la agencia de viajes, mientras esperaba que me dieran mi cheque vi de reojo algunos paquetes de viajes que se me antojaron. ¡Ah! como tengo ganas de salir de viaje y de unas vacaciones de todo en general.

Mientras tanto vénganos tu cafeína.

(Hasta ando de buenas. ¡Nombre!, me cae que las drogas son el camino. ¿Cómo estará la cruda de cafeína?)