Archivos de enero, 2009

seis

enero 30, 2009
Mil doscientos treinta y siete posts. Un sexenio. Fríamente no habría nada que celebrar y prácticamente no creo que haga nada para celebrarlo. Han pasado muchas cosas desde el 30 de enero de 2003. Subí, baje, fui y vine. A veces releo los archivos del blog para recordar que estaba haciendo justamente hace uno, dos o tres años. Me divierte ver como han cambiado y como no han cambiado las cosas. Procastino menos pero gano mas. Mis hermanos tienen hijos. Viajé. Envejecí. Cosas que aún sin escribir en este blog hubieran pasado. Pero tengo tan mala memoria que me sirven mucho los archivos. ¡Ah! y por supuesto toda la gente que he conocido, que empezaron siendo un comentario en el tagboard (Antes de que se fuera de vacaciones para no volver). No he cambiado mucho el template. Me da como que hueva. Incluso el año pasado no hice post de quinto aniversario por lo mismo, y algunos links de los de la derecha llevan ahí años sin actualizar. Ha estado divertido. No se si el hecho de haber escrito tanta letra vana y superficial por todo este tiempo me gane el calificativo de Blogger. No posteo noticias, ni información útil ni mi opinión editorial de los hechos de moda. Nunca me lo tomé muy en serio, pero siempre lo he hecho con cariño. Además que en estos años he leído a muchas otras personas. Unas mas de culto que otras. Leo a un par de blogstars a escondidas. Pero prefiero blogs personales sin muchas pretenciones. Iba a poner una lista de bloggers como para agradecer, o no se. Pero mejor no. Tu sabes quien eres, y ps que chido que pases por aqui y encuentres algo que al menos te entretenga, tu sabes quien eres y que fue chido habernos visto por primera vez y platicado como viejos amigos. Tu sabes quien eres que aunque no nos comentamos mucho sabemos que nos leemos sin falta. Tu sabes quien eres que nos vemos en persona un par de veces al año pero resulta de lo mas familiar. Tu sabes quien eres que a pesar de estar físicamente lejos los post de actualizaciones son una sólida amarra para cuando nos veamos. Tu sabes quien eres que me lee y crees que no lo se.
Tu sabes quien eres que de vez en cuando viene a trollear. Sip, ha estado divertido. Pero lo mas divertido está por venir. Es lo que no he escrito. Es la emoción de lo desconocido que se va a quedar aqui escrito en el futuro. Y se va a quedar aquí hasta que el Sr. Blogger quiera, o el apocalipsis zombie llegue.

Ha estado divertido.

WWIII

enero 30, 2009
Descubrí el juego de Endwar para el xbox y desde que jugué el demo me atrapó.
Es un juego de estrategia, digamos tipo risk, pero como unas 11 o 12 generaciones avanzado.

Para empezar la historia de como se desata la tercera guerra mundial está hecha por Tom Clancy, aquel que nos trajo historias como “Clear and present Danger” o “Hunt for red october”.

Por ahí del 2020 se acaba la mayoría del petróleo en el mundo y se desata una breve confrontación nuclear por lo poco de crudo que queda.
Las tres grandes potencias, USA, Rusia y la confederación Europea firman un tratado para acabar con las hostilidades, y entre todos levantan una red de satelites alrededor del mundo para detener amenazas posibles (El sueño erótico de Reagan).

Estados unidos se dedica a hacerse una potencia espacial al nivel de que ya tienen una mega estación orbitando la tierra, lo que a las otras dos potencias no les gusta mucho.
Rusia por otro lado, siendo el único que todavía tiene algo de petróleo y gas vive un auge económico bien suave y se dedica a armar un ejército onda guerra fría ochentera.

El conflicto se desata con un sabotaje en el lanzamiento del último cohete que los gringos mandaban para terminar su estación.
Ya estaba USA echando pleito a las otras potencias cuando se enteran que simultaneamente han habido ataques a Rusia y a Europa… chan chan chan chaaaaan…

El gameplay también es una maravilla, ya que tiene una interfaz que funciona al 100% con la voz. Es decir, uno conecta la diadema al control y empieza a gritar órdenes en el campo de batalla tal y como Rommel lo debió haber hecho hace 50 años: “Unit 2, engage enemy”, “Unit six, secure target”, “All units, retreat”, “Bring the beers, I have the ice”, etc… muy pro, muy pro.

Uno también tiene un arsenal muy completo, tropas, tanques, helicópteros de asalto, armas de destrucción masiva, soporte áreo y demás juguetes con los que le gustaba jugar a George Bush. Además las batallas tienen lugar en landmarks de todo el mundo, como Paris, Washington y Moscú y el detalle gráfico está excelente.

Los últimos días he estado (Enajenado no es la palabra que quiero pero es la primera que se me viene a la mente), con el juego de la guerra. Quiero hacerme de suficiente experiencia y habilidad para entrarle al”Theater of war”, que es el juego en línea, donde uno elige a que superpotencia afiliarse y le entra a la tercera mundial que se está jugando continuamente las 24 hrs, con jugadores en todo el mundo y cada batalla define como se va desenvolviendo la guerra.

Me asombra que Super Mario Bros apenas a 23 años de distancia quepa en un reloj de pulsera y que juegos como éste sean el nuevo estándar. Me gusta.

También me gusta encontrar que todavía tengo capacidad de asombro.

¡Año nuevo we!

enero 25, 2009

Uno de los elementos básicos para que un sábado sea bueno es poder dormir sin ser esclavo del despertador. El punto se vuelve irónico cuando uno se levanta en automático a la hora del despertador.

Otro elemento que ayudó al sábado de hoy es que vino la señora de la limpieza y me dejó mi casa en estado decente.

Pasé el día con Adrian, quien esta estrenando cámara. Nos fuimos al desfile del año nuevo chino que organiza la gente de Marcelo y la Coca-Cola. Estuvo muy animado.
El lunes 26 entra el año del buey (¡Felicidades!) y todos los motivos del desfile traían un toro, buey, vaca, becerro o animal que se le pareciera. Hasta los vendedores ambulantes que cada día se ponen mas vivos vendieron diademas con cuernos para “la buena suerte” (Yo tenía un amigo que, ps no tuvo buena suerte y le pusieron los cuernos).

En el desfile además de que participó la comunidad china, también participó comunidad vietnamita y tailandesa. No se si por que los confundieron por eso del ojo rasgado o por que también celebran en la misma fecha en año nuevo, pero el chiste es que por ahí andaban.

Los carros alegóricos variaban desde un alebrije-buey-dragón tamaño natural, una asociación de niñas boiescaut, Astronautas, una piña alegórica, bueyescletos, Artistas marciales, Albert Einstein, Dragones, Edecanes piernudas, y un larguísimo y colorido etecetera.
Entre la multitud, por ahí me encontré con Yose quien iba en excursión fliquera, me dio gusto saludarla.

Después del desfile y un rato de show en el monumento a la Revolución, fuimos al callejón de Dolores con la intención de honrar el año nuevo Chino con un chop suey de la misma forma que se honra al año nuevo occidental con una torta de Bacalao.
Lamentablemente todo mundo y sus tías tuvieron la misma idea y los 100 metros que son el barrio chino Mexica estaban abarrotados y era imposible entrar y ya no digamos conseguir mesa y comer.
Optamos por pasar por comida china para llevar y terminar con una sesión de Guitarrita en mi casa.

¡Feliz año del Buey!

Ya solo quedan 57 días para la primavera (En México, la primavera china no la espero con tanta ansia)

Rachmaninoff

enero 22, 2009
La semana pasada me compré otro rompecabezas y ya casi lo acabo. Resultó ser una actividad muy relajante.

Cuando iba en segundo de secundaria un maestro de música nos mandó a un concierto a la sala Ollin Yollitzi y nos pidió un trabajo escrito acerca del mismo, no dio mas indicaciones.

Fui pues al concierto y sobra decir que a la tierna edad de 13 años no sabía nada de música, ya ni digamos digamos clásica o como apreciarla. Tampoco era muy perspicaz (…aunque a los 33 no he mejorado mucho) y sinceramente no supe de que hacer mi trabajo.

Se me hizo fácil tomar el programa que nos habían dado y transcribirlo tal cual a máquina de escribir, como un primitivo copy/paste, ponerle una carátula y entregarlo. Además coronando el cinismo, todavía engrapé el mismo programa y el boleto como evidencia de que había ido al concierto.

A la semana siguiente el maestro de música me regreso mi trabajo con un redondo cero.

Creo que no fui el único que entregó una barbaridad por que acto seguido el profesor nos cagó al salón completo.
Nos pidió un poquito de creatividad y sentido común (una de sus frases célebres era: “Tomen drano para que se les destape el cerebro”), nos dijo que podríamos escribir de los instrumentos, del compositor, de como se conforma una orquesta, etc.
Ahora sé que quería que fueramos creativos, por lo que no nos dió instrucciones adicionales.

Creo que esa sola clase de música valió todo el curso, y aunque suene a anécdota de Kevin Arnold en episodio barato de “Los años maravillosos”, constantemente me acuerdo de la exigencia tácita de mi maestro y busco estimular mi imaginación y evitar técnicas como el copy/paste a toda costa.

Finalmente, después del regaño, el maestro de música nos dio la oportunidad de volver a hacer el trabajo e intentar despertar la creatividad escondida en nuestros pubertos seres.

Fui a mi casa y transcribí textual de la enciclopedia la biografía de Rachmaninoff.

9 de Enero

enero 09, 2009

Soy un ser humano…

enero 09, 2009
El lunes fui a ver al Dr. del edificio para que me recetara algo que dejara mi ojo pispireto como antes. El Dr. me revisó y me dió una pomada, unas gotas y me dijo “vamos a darle una semana a ver como reacciona”.
Ese mismo día ya podía abrir el ojo completamente, pero la hinchazón se concentró en una zona en particular del párpado. No es agradable a la vista y siento que me estoy conviertiendo en papa (Tubérculo no pontifice). ¡Cheil!

Hoy por la mañana me econtré con el Dr. quien hizo cara como de mecánico tranza cuando me vio el ojo: “mmmh, vamos a suspender lo que te receté, y te voy a dar un pase para un especialista”.

No me da mucha confianza ese Dr.

Ando que me como las uñas para que se reanuden las temporadas de mis series. Por lo pronto 24 empieza ya en un par de días y a pesar de que a gritos anuncia que va a estar muuuy mala (Aunque chance no tanto como el licuado de tachuelas de Semidios), la bajaré para darme un fix.
Además todo indica que este fin de semana el Morex me va a prestar unas teporadas de Dr Who para iniciarme. Ya desde hace rato le traigo ganas pero empezar 45 temporadas como que si da flojerita.
Recomiendo su podcast del Webonauta donde en el último da una reseña bien sabrosa del Dr.

Y ya entrados en recomendaciones, dénse una vuelta por el blog de Jai, quien hizo su recuento de las mejores películas que vio en el año. De las 25 apenas llevo 6, así que habrá que aplicarse.

Es todo por el momento, por que tengo que ponerme a limpiar para que la señora de la limpieza que viene mañana no se encuentre un desorden.

2009

enero 06, 2009
La fiesta de fin de año fue un éxito.
Uno de mis primos consiguió un casa grande grande en cocoyoc para que toda la familia se escapara a celebrar.
La casa era de hecho grande, según mi papá la casa era como de narco y vivió con el pendiente de que nos cayera la AFI y nos apresara como a Miss Sinaloa.
Afortunadamente no llegaron, y si hubieran llegado seguro hubiera alcanzado la comida y bebida para todos, ¡Qué Bacanal!.

Mientras todo esto pasaba los Reyes magos se adelantaron y pasaron a mi casa y me dejaron un Rompecabezas y una licuadora (¡No mas licuados con cuchara!)
Tuve un fin de semana muy zen armando el rompecabezas. Lo disfruté mucho. Creo que son lo mío.

Entre los puntos malos del fin de semana es que por alguna razón cósmica (o maldición pagana), amanecí con un ojo muy hinchado estilo hombre elefante (“¡No soy un animal!”). Pero ya estoy mejor.

Mi oficina está en 5 pisos arriba del suelo. Hoy por la tarde me tocó ver un globo con carta elevarse justo afuera de la ventana.