Archivos de marzo, 2014

Carretera

marzo 26, 2014
Uno tiene mucho tiempo libre para pensar cuando va en la carretera.
Al principio iba ocupado en no perderme (aún así me perdí la segunda vez y acabé en la libre de Irapuato), pero conforme he estado recorriendo la misma carretera he podido ir apreciandola.
Como toda carretera que se respete tiene un anuncio de Brandy Osborne en forma de toro gigante.
Me entero por la Wikipedia que el toro es patrimonio cultural y artístico de los pueblos de España
(El internet le ha quitado muchos misterios a la vida)
La hora en la que salgo me ha regalado unos atardeceres bien sabrosos y hasta ahora el camino no ha sido para nada dificil o pesado.
Aproveché para ponerme al corriente con los podcasts de La Chora interminable y le estoy entrando a los audiolibros. El primero fue “Tough Shit” de Kevin Smith, narrado por el mismo, que está bastante ameno. El libro me duro un viaje y un par de horas ya llegando a mi destino.
Luego me recomendaron “The Name of the Wind” que en audiloibro dura mas o menos lo mismo que el Ramadán, pero que le he agarrado el gusto en el transcurso de los viajes.
La ventaja del Audiolibro es clara cuando uno va manejando. Te van contando el choro muy rico y el tiempo se va volando.
He escuchado algunas opiniones de que puede ser peligroso, creo que mientras se le de prioridad al camino no debería de haber problema.
La desventaja es que es un poco mas complicado detenerme a saborear un parrafo o una frase, o volver a leer algo que no entendí. Pero bueno, nada grave.
En el difícil ejercicio del desapego, he estado regresando a la ciudad de México cada fin de semana. Eventualmente espero dedicarme a conocer la ciudad, sus alrededores y recorrer mas carreteras.

Aura

marzo 12, 2014

El motivo fundamental de mi cambio de trabajo/ciudad fue una necesidad salvaje de cambio. La rutina de tanto tiempo en el mismo lugar me estaba comiendo el alma poco a poco.

Además, la promesa de empezar de cero en otra ciudad me entusiasmó mucho. En mi cabeza, el momento es óptimo para el cambio de muchas cosas incluyendo hábitos y actitudes. Pero bueno, al final uno se lleva adentro a uno mismo a donde quiera que vaya, así que lo que intento es mantener a raya al antiguo yo lo mas que se pueda.

Uno de los hábitos vicios que estoy tratando de superar es el de siempre estar de malas.

Las circunstancias han ayudado bastante: En el trabajo todos son felices y amables, casi como la canción de LEGO, y en lugar de verme cínico y amarguete, trato de subirme al tren (únete a los optimistas). La vista desde mi lugar es espectacular y además el clima es fantástico, el cielo es azul y ha estado soleado, aunque seguramente es mas culpa de la primavera que de la ciudad, un día bonito siempre me pone de buenas.

Hoy, mientras comía en un restaurante con terracita, una mujer extraña  en otra mesa llamó mi atención para decir que había estado mirando mi Aura y que estaba sorprendida de lo bien que me pintaba. Me hizo mucha gracia. Cualquier otro día hubiera aprovechado la oportunidad para burlarme un poco, o simplemente la hubiera ignorado, y aunque consideré ambas opciones, en mi buen humor decidí ponerle un poco de atención y tratar de acabar la conversación de la forma mas amable posible.

Ella siguió diciendo cosas que a cualquiera le gustaría escuchar: estoy hecho para mandar, el universo me debe muchas cosas y esta a punto de pagarme con puro éxito y cosas de esas. Me ofreció darme una piedra para mi buena fortuna, a lo cual me negué y por supuesto acabó pidiendome dinero. En mi buen humor le invité el refresco que se estaba tomando, me agradeció y me aseguró que nos ibamos a volver a encontrar y que le iba a agradecer todo lo que me había dicho y pronosticado.

Me quedó claro que era su Modus Operandi para conseguir dinero, pero reflexioné un poco en la remota posibilidad de la sinceridad del encuentro. ¿Hay alguna etiqueta o protocolo para verle el Aura a los demás? ¿Es de buena educación andarle viendo el aura a extraños y decirles tu opinion? No se, me imagino andarle viendo el trasero a la gente y diciendole “Oh! he estado viendo tu trasero y seguro vas a tener muchos novios (o hemorroides)”.

En fin, faltan 10 días para la primavera.

 

vista

León desde arribita