Archivos de abril, 2014

Tour Sudamericano IV

abril 27, 2014

Los días habían estado intensos, así que en cuanto me subí al avión a Lima, clavé el pico. Me deperté una hora y media después a son de los gritos y sombrerazos de los pasajeros, por que no habíamos despegado.

La versión oficial, es que no había buen tiempo y en lugar de volar derechito de Bogotá a Lima, había que tomar la libre. Como el trayecto era mas largo había que cargar combustible de mas, pero por la hora (10:00 pm aprox) el responsable del combustible en el aeropuerto ya se había ido a su casa y no habia quien despachara.

Después de dos horas en un espacio confinado la banda se puso bastante hostil. Empezaron a salir teorías conspiroparanoincas (Que si había alguien de la lista No-fly en el avión, que si era una avería mas grave, etc), o iniciativas rebeldes, (¡Vamos a bajarnos todos del avión, a ver que hacen!). Yo en mi idignación, hice lo que cualquiera hubiera hecho, lo twiteé.

Mi tweet me ganó replies de simpatía y ánimo de mi timeline (lo cual agradezco), pero no hizo mucho mas por resolver la situación. 🙁 Finalmente 3 horas despues de estar encerrado con 150 desconocidos en el avión, despegamos.

Llegamos al hotel en Lima casi a las 5 am, una mentada de madre ya que la reunión de trabajo estaba programada para a las 9 y todavía ibamos a hacer teamback una hora antes.

No obstante, el karma me pidió disculpas por la desvelada en la forma de una suite especial-mamona. Resulta que por falta de cuartos normales me asignaron la habitación “Don Draper”, que aparte de tener una vista muy decente era del tamaño de 3 veces mi departamento, tan solo la tina era como del tamaño de mi cocina. Se me hizo divertido.

Al otro día, nuestro colega de la oficina de Perú pasó por nosotros para llevarnos con el cliente. En el camino, en calidad de zombie, me di cuenta con horror de que realmente no sabía nada de Perú.

En situaciones normales, antes de visitar el país hubiera visto varios documentales, leído la wikipedia o de perdida comprado una monografía en la papelería. En ese momento hasta dudé que La tigresa del Oriente y Wendy Sulca fueran peruanas. ¡Mal!

También en ese trayecto, el CM de @avianca (ya en horas hábiles), contestaba mi tweet. Yo venía muy cansado como para volverme a indignar.

Tuvimos pues nuestras juntas con el cliente, y de la misma forma resultó ser gente de lo mas agradable. No será ningún problema trabajar con ellos.

Llegada la hora del almuerzo, se decidió ir a un lugar (El verídico de Fidel) a comer cebiche peruano, que según cuenta la leyenda es el platillo mas rico del cono sur. La verdad es que no me impresionó :/ Dejó mas huella en mi el agua de Chicha-Maracuyá. ¡yum!

La tarde se nos fue trabajando, en otra cita y sacando a distancia los pendientes del día a día en México, y adelantar algo de los compromisos hechos en Colombia. Al final del día yo solo quería que me fueran a botar a mi habitación de Rockstar a dormir. Nuestro anfitrión por supuesto que no nos dejó y nos llevó a cenar. ¡Y Que bueno!

El lugar que escogió (Tanta) es un restaurante de cadena propiedad de un Célebre Chef peruano, Gastón Acurio. De acuerdo a lo que me explicaron, este chef ha puesto en alto por todo el mundo la comida peruana.  Me quedo muy claro por que. (Hint: tiene un restaurante en polanco)

Pedí el lomo Saltado. Que insípida había sido mi vida antes de eso. Que cosa mas rica. Pero lo mejor de la noche fue sin duda el Pisco Peruano. ¡Que delicia de bebida!. Antes de esa noche yo solo había probado el pisco Chileno, pero me explicaron que el peruano es de mejor calidad. Algo tenía que ver con el proceso artesanal y la uva que se usaba, pero mas bien creo que es la rivalidad ardida que los peruanos se tienen vs los chilenos.

Me hice como propósito en la vida, aprender a preparar un Pisco Sour la mitad de bueno del que me sirvieron, así que pregunté la receta. La bebida consta de: Hielo frappé, Pisco, limón, jarabe, clara de huevo y unas gotas de Amargo de Angostura. La mejor definición de este ultimo ingrediente es “…un líquido amargo y angosto”.

Ya con un par de piscos encima, nuestro anfitrión nos dejó en el Hotel y sin oportunidad de disfrutar mi suite de Hugh Hefner, caí perdido.

Al otro día, para no perder el ritmo que llevábamos trabajamos toda la mañana. Como recompensa de una semana de trabajo intenso y, para cerrar con broche de oro, nos llevaron a almorzar a la orilla del mar (Cala), comí un Risotto con camarones sublime.

De regreso, ya con mas tiempo, tomamos la ruta escénica a la orilla del mar, por un barrio muy bonito (Miraflores creo…). El regreso fue largo, entre el tráfico y la salida del vuelo de media noche hacia México, acabé exahusto.

Esa fue mi primer semana de trabajo en Sudamérica, en teoría, mi trabajo me tendrá haciendo viajes frecuentes. Si las cosas se parecen a esta visita, creo que lo que me espera son días de trabajar y comer. Life is good.

vista

Lima desde el Piso 23

Me da la Suite Don Draper por favor...

Me da la Suite Don Draper por favor…

Not Impressed by Cebiche :/

Not Impressed by Cebiche :/

¡Tanta Comida Peruana!

¡Tanta Comida Peruana!

Entradas Limeñas

Entradas Limeñas

Piscosaugüer mailob...

Piscosaugüer mailob…

El mar debajo del Ecuador

El Pacífico debajo del Ecuador

 

¡Llamas a mi!

¡Llamas a mi!

Tour Sudamericano III

abril 12, 2014

Al otro día las sesiones de trabajo empezaron un poco mas tarde, así que si me dio tiempo de desayunar un poco mas en forma.

Nuestro anfitrión de la oficina colombiana quedó de vernos en el Hotel para tomar un Taxi hacia nuestra reunión.No pudo pasar por nosotros por que su coche le tocaba el Hoy No Circula colombiano, el “Pico y Placa”.

Resulta ser que en Bogotá no es tanto el problema de la contaminación sino el del tráfico. El programa ya lleva varios años y ha tenido varias versiones. Hoy, según me cuentan que funciona, es que si uno tiene placa que acabe en número par, no puede circular en horas pico (6-10 a.m. y 5-8 p.m. o algo así), los días pares. Y si uno tiene placa impar le toca lo mismo los días impares. Esto sin importar el modelo del auto.

Entre otras cosas que aprendí de Bogotá es que sus calles no tienen nombres sino números. Se dividen en calles de norte a sur y carreras de oriente a poniente. Por ejemplo: Calle 100 esquina con carrera 19.
Me parece que la numeración en calles le quitan un poco de personalidad a una ciudad. Nada como las calles cerca del estadio Azteca con nombres de clubes de futbol, o aquellos nombres que no le dicen nada a nadie, o como perderse en una ciudad sin nomenclatura. Aqui uno puede contar las calles y no perderse, le quita el chiste.

También me platicaron del programa del gobierno para prevenir que la gente conduzca borracha. Resulta que hubo un periodo de muchos accidentes muy feos y decidieron poner política Nazi y cero tolerancia. Al soplarle al alcoholímetro si marca cualquier cosa distinta a cero, a uno lo multan por el equivalente a USD 1000, le quitan la licencia, le llevan el coche al corralón, lo ven feo y lo señalan con el dedo. Al parecer ha funcionado de maravilla, la gente no se toma ni una cerveza para manejar y lo mejor de todo es que parece que la policía es incorruptible al respecto. Ahí está el secreto, digo yo.

En fin, el tráfico que hubo entre nuestro hotel y nuestro destino me dejo claro el problema y me recordó mi otra vida (de hace un mes) en la ciudad de México.

Mi jefa, como medida diplomática con los clientes, se hizo en el Duty free de unos tambos de chocolates rellenos de Tequila, que fueron la sensación de las juntas. El pretexto para brindar en horas de oficina.

La reunión de ese día, en lo que nos correspondía a mi jefa y a mi, fue muy productiva. Pero al final se puso un poco tensa y no acabó tan bien. :/

Para digerir el mal momento, nos fuimos a almorzar a un restaurante (Gaira Café Cumbia House) que se dice propiedad de Carlos Vives. El lugar cuanta con escenario donde toca una banda como 100 personas y se nota que en las noches se ha de poner bien a gusto. Nos tocó que el grupo ensayara mientras comíamos.
La comida muy sabrosa, en especial las Carimañolas que son como empanadas de yuca rellenas de cositas. onomnomnom

Convenientemente la oficina quedaba muy cerca del lugar y nos fuimos caminando por un barrio muy bonito.

El resto de la tarde nos la pasamos encerrados trabajando, pero aprovechamos para intercambia cambiar monas del mundial, por lo que declaré al día como productivo.

En el último día en Colombia, retomamos las reuniones de trabajo por la mañana y afortunadamente se resolvieron los temas incómodos del día anterior. Salimos todos como amigos y fuimos a almorzar a un lugar naturistoide llamado el mercado. Aquí la recomendación de 4sq fueron las gaseosas, jugos naturales de frutas exóticas con gas. (En mi mundo la mandarina fuera del invierno califica como exótica). Lo mas rico de aquí fue la arepa con queso costeño.

Después del almuerzo nuestra anfitriona de la oficina local fue lo suficientemente amable para llevarnos a comprar los encargos turistos. Café y eso. Algunos de los encargos nos llevo a entrar a un supermercado. Me divierto mucho baboseando por supermercados ajenos.

Hicimos late check out y nos fuimos al aeropuerto para partir a nuestra segunda escala en el Tour: Lima.

Gaira Café Cumbia House

Gaira Café Cumbia House

Carimañoles en vivo

Carimañolas en vivo

Para beber discretamente en la oficina

Para beber discretamente en la oficina

Mercado, Sabor Local

Mercado, Sabor Local

Jugos con Gas

Jugos con Gas

Traficando Lulo

Traficando Lulo

Lima (La fruta no la ciudad)

Lima (La fruta, no la ciudad)

 

Tour Sudamericano II

abril 09, 2014

Al otro día la levantada fue bastante temprano.

Al parecer todos madrugan en Bogotá, además de ganarle al tráfico (Trancón), afirman que los salones de Belleza abren a las 6 a.m. porque las colombianas van y se a arreglan antes de ir a trabajar.

A mi solo me dio tiempo de tomar un café y un pan antes de salir, deja tu hacerme un manicure.

Llegamos pues a la oficina con los clientes. La gente resultó taaaan agradable que el nervio se me fue en 10 minutos. La reunión estuvo muy relajada, mis participaciones fueron precisas y siento que nos fue muy muy bien.

El cuorum a la reunión era básicamente un matriarcado, el 75% de los asistentes eran mujeres que defendían el estereotipo de la colombiana guapa, en todos los rangos de edades. No se si así sean siempre o que tanto influya  la madrugada del salón de belleza.

La mejor parte de la junta fue cuando, no se como, llegamos al tema del álbum Panini del mundial… ¡Que todas Juntaban! ya sea para maridos, hijos o gusto propio. Todas compartieron técnicas para hacer las listas de las que faltan, organizar las repetidas y ceremonias de pegado. ¡Cómo me dolió haber dejado mis repetidas en el hotel!

Platicaron que unos días antes la misma editorial Panini había ido a sus oficinas a hacer una venta a precio especial y se vendieron ¡500 cajas! ¡50,000 estampas! (Monas en colombiano) y raro era aquel que no lo estuviera juntando.

Quede de llevar mis repetidas al día siguiente, para al menos cambiar repetidas con mi compañera de la oficina de Colombia.

La comida fue en el comedor corporativo del cliente, bien en general. Platicas godín con temas internacionalmente estándar, pasando por el tema de obligado entre latinoamericanos sobre las diferencias en el idioma español.

Cabe mencionar que naturalmente he tenido muy presente a @yosola, quien ha sido mi maestra de colombiano desde hace ya algún tiempo. Su amistad me ha dejado con un aceptable colombiano intermedio, mucho mejor que mis fallidas clases de chino hace un par de años.

También en el viaje le he dado la razón de muchas cosas que yo antes descartaba por necias, y ahora veo con otros ojos. Por ejemplo: El color curuba NO es color mamey, como yo alegaba, pero, si me dejan discutir un poco mas, creo que el pantone se acerca mas al   Yogurth de durazno.

Después del almuerzo nos fuimos a las oficinas locales a trabajar como asalariados que somos y ponernos al corriente de las cosas que siguen pasando mientras uno está fuera. También aprovechamos para planear la junta del día siguiente con el otro cliente.

Por la noche nos llevaron a cenar a un restaurante giratorio en la cima del WTC, y no, no fue en la colonia Nápoles, fue aqui en Bogotá. La cena estuvo exquisita.

Recientemente le entré en forma a Foursquare y le estoy tratando de hacer caso a sus recomendaciones. Esa cena me recomendó unos langostinos rellenos de cangrejo acompañados de arroz con coco  Nonomames no, que cosa tan rica. Si es un plato que pediría en mi última cena.

En la noche llegué al hotel a postear y a arreglar la orgía de estampas repetidas.

Que oso llevarlas en desorden.

Color Curuba en directo.

Color Curuba en directo.

WTC Colombiano

WTC Colombiano

 

 

Tour Sudamericano

abril 08, 2014

Una de las cosas por las que este nuevo trabajo me pareció interesante, es que incluye viajes frecuentes.

En toda mi historia en el Banco, lo mas que podía aspirar es ir a Querétaro, y ya tenía tiempo que no invitaban a los congresos en la playa.

He escuchado historias de gente que se la pasa viajando en su trabajo y que llega a un punto que ya le cansa o aburre. Puede ser, pero en el camino le pienso sacar jugo.

Así pues, después de un mes de ponerme al tanto de las cosas y de medio entender como funciona el show, preparamos el: Mau Southamerican Introduction Tour. La idea es que me conocieran las oficinas de Colombia y Perú  y los principales clientes con los que voy a trabajar de cerca.

Además del Tour sudamerícano, el fin de semana estaré ligando el bautizo del hijo de mi prima en el DF, donde espero ver a familiares y amigos que también junten el album del mundial por lo que hasta el album y mi tonelada de repetidas empaqué.

En el vuelo hacia Bogotá, conté al menos 3 personas que viajaban con sombrero de charro, ¿por que Marx, por que?.  Pensé en lo que les ha de encantar a las azafatas pasar por México y tener que acomodar el sombrererío charro en la cabina del avión. Además, el vuelo iba uptodimoder sin un lugar libre, con varios niños, uno de ellos llorón, lo que explica  la Jeta de la aeromoza cuando le dije que mi lugar de pasillo estaba ocupado.

Al preguntarle al usurpador, comentó que su lugar también había sido ocupado, por alguien que también le habían ganado el asiento y así hasta llegar al piloto. Traté de ser lo mas amable posible para que no me bajaran del avión y/o me aplicaran la de Kevin Smith, y no pasó de unas miradas de “a como chinga este wey”. El resto del viaje de 4-5 horas fue sin mayor evento.

Llegamos a Bogotá en una muy bonita tarde de domingo y me recibieron sus edificios de ladrillo y sus colinas nubladas.

Ya en el hotel, como cliché programado, me recibió en la TV un video de Shakira, y vi con tristeza como no había HBO en la programación, la Kahlessi tendrá que esperar una semana mas :(. También encontré con horror que las estampas no iban tan bien empacadas como supuse y me encontré con una orgia de cromos entre mi ropa.

Por la tarde el responsable de la oficina colombiana pasó por nosotros para llevarnos a cenar  ponernos al corriente. Nos llevó a un lugar que según Foursquare era un Tourist Trap, y pues si. Pero comí muy rico y había un ambiente muy festivo.

Después del vuelo, una buena comida, un par de cervezas y música de fondo, me costó trabajo no sentirme de vacaciones, y cuando se empezó a hablar de trabajo, me puse un poco ansioso por la junta del día siguiente. Me cuesta trabajo creerme que ya soy un señor de casi 40 años.

Elvis: Sacúdete en tu cripta.

 

Bogotá

Con Clima Bogotano.