Archivos de enero, 2015

Once de Doce

enero 30, 2015

Mi semana en el DF se fue como agua, entre el trabajo y organizar lo de la renta del departamento.

A mi alergia le urge que me vaya : (

Nos vemos en primavera, por que solo faltan 51 días.

Diez de Doce

enero 29, 2015

Nueve de Doce

enero 28, 2015

La semana pasada, cuando supe que venía al DF por unos cuantos días, empece a organizar algunas visitas que he tenido pendientes desde que me fui a León. Como por ejemplo una comida con mis antiguos compañeros del Banco.

Ya antes me habían tirado la cantaleta de “Ay, pero si veniste, por que no avisas y nos vemos, pinche Mau, que antisocial, que poca… etc” chantajitos de ese tipo.

Así que con suficiente tiempo de anticipación avisé que venía, hice un consenso de cuando podía la mayoría, un lugar centríco,  y zas! la cita estuvo armada para el miércoles por la tarde.

El lunes por la tarde, empezaron a llegar mensajitos del estilo “Uy, no se si vaya a poder ir”, “Se me está complicando un poco”, “¿que tal si mejor lo movemos de día, hora y lugar”, etc. Calquiera con un poco de sentido común y experiencia media en pretextos, se hubiera imaginado que la reunión se iba a cancelar, y efectivamente, hoy quedaron todos que lo mejor era otro día que viniera “a ver si coincidiamos”.

Me dio algo de coraje y decepción. Finalmente me había organizado alrededor de esta reunión donde una semana antes todos estaban muy apuntados y de repente, *poof* todos tenían algo mas que hacer.

Por el otro lado, hoy tuvimos una cena pequeña con compañeros de mi nuevo trabajo, donde me la pasé muy bien. Comimos rico a costa de los víaticos de quien venía de fuera, bebimos, nos tomamos selfies, y se discutieron cosas de importancia como las caractéristicas que debe tener la foto de perfil en Tinder para que funcione correctamente.

Meh. Iba aponer una reflexión acerca de que probablemente estos nuevos compañeros también me dejarían plantado una vez que el trabajo no nos una, y de lo fugaces que son la mayoría de las amistades de oficina, (Creo que en mis amigos salidos de la vida laboral los cuento con los dedos de una mano), pero no lo voy a hacer…

En otras noticias, estoy muy intrigado de ver como funciona Tinder la semana siguiente que viaje a Colombia.

Faltan 53 días para la primavera.

Ocho de Doce

enero 27, 2015

Directo al Hall of Fame de las fábulas de policías y ladrones…

Directo al Hall of Fame de las Fábulas

Nótese el Duckface del policía

Por si a estas alturas todavía hay alguien que no lo sepa, Trino se cambió al Financiero.

Faltan 54 días para la primavera

Siete de Doce

enero 26, 2015

Estamos contentos por que en el DF la cartelera es mas civilizada y pude ver Whiplash.

Estamos tristes por que no me a dar mucho mas tiempo para ir al cine.

Estamos contentos por que tuve un fin de semana muy platicador, lo que me hacía falta.

Estamos tristes por ya se acabó el fin de semana  y mañana hay que trabajar en Santa Fé.

Estamos contentos por que en la semana quedé de ver a mis amigos del Banco.

Estamos tristes por que hay muchos mas amigos que me voy a quedar sin ver.

Estamos tristes por que voy a estar dos semanas fuera de casa en León.

Estamos contentos por que  voy a ir a ver a los Foo Fighters en Bogotá.

Estamos tristes por que en el DF mi alergia se acentúa.

Estamos contentos por que sólo faltan 55 días para la primavera.

Seis de Doce

enero 25, 2015

Se acerca racha de viajes, esta semana estoy de vuelta en el DF.

A estas alturas ya domino la autopista entre México y León, ya se donde hay gasolinerías, casetas, cafeterías y en lugar de manejar el viernes por la noche, prefiero salir muy temprano el sábado para tomar el segundo piso en la entrada del DF.

Probablemente este sea mi ultima visita en la que llego a mi departamento. Todo indica que, según lo planeado, estaré rentándolo en breve.

A pesar de que ya me he llevado un montón de cosas, aún hay muchos tiliches que tendría que sacar de aquí. La buena noticia es que seguro tiro muchas cosas, cosas que no he extrañado en estos 10 meses y que seguro no necesito. Aplicaremos desapego. La mala noticia es que me da infinita hueva empacar, tirar y toda esa burocracia.

Otro punto positivo es que lo mas seguro es que se lo rente a alguien conocido de conocido, (2 grados) y eso me da algo de tranquilidad. Aunque todavía no se cierra nada, en estos días deberá haber movimiento.

En la semana me fui a hacer un check-up médico. Los resultados oficiales me los darán en un par de semanas que regrese de viaje, pero ya me dieron algunos previews y por supuesto no hay sorpresas del elephant in the room, que soy yo. bueh… veremos (y actuaremos).

Cinco de Doce

enero 24, 2015

Faltan 57 días para la primavera

Cuatro de Doce

enero 23, 2015

El fin de semana pasado fui a la Feria de León, evento muy importante por estos rumbos. Entre otras atracciones de Feria, de lo mas importante es el palenque, donde la gente paga por a ver a los artistas y artistos del momento y a gallos matarse enre sí.

Hoy platicaba con mi papá, si en algún momento llegarían a prohibir los Palenques (la parte de los gallos muertos al menos). No he visto el tema en capañas del Feis, ni hashtags como los Toros, ni a los del partido verde usarlo para joder una ida al cine.

Sería un buen ejercicio de investigación, ver donde hay mas intereses, si en los toros o en los palenques. No me imagino el dineral que se ha de mover en apuestas. También me entero gracias a la Wikipedia, que hay muchos otros lugares donde las peleas de Gallos son legales, aunque no por eso dejan de ser de mal gusto.

Google, siempre fiel, me muestra los requisitos de la SEGOB para poner un Palenque, se ve fácil. Sólo hay que llenar un formato y jurar que uno no es delincuente. Igual y sale tema para el Maufest 2015, (chance hasta el Potrillo se anima a cantar)…. o no.

Faltan 58 días para la primavera.

Tres de Doce

enero 22, 2015

Hoy hizo un día bonito y comí nieve de guanábana a la hora de la comida.

Faltan 59 días para la primavera.

 

 

 

Dos de Doce

enero 21, 2015

No se si estoy especialmente sensitivo o qué. Escucho a mis vecinos platicar en el departamento de junto. No distingo la conversación, pero me estresa que las paredes sean tan delgadas. (Recordé la película de Office Space). Supongo que escucharan de la misma forma cuando enciendo mi Home Theater. Unas por otras…

[Pone el Waltz del Padrino en Surround y le sube]

Mucho mejor…

Entre mi generación (y supongo que generaciones previas a la mía), es natural escuchar conversaciones acerca de como uno cambia y no resiste como cuando era joven. La verdad es que esto no debería sorpenderle a nadie, ha pasado por miles de años y seguirá pasando, pero siempre es novedad cuando le pasa a uno mismo. Que si ahora uno se cansa mas rápido, que sile  da sueño mas temprano, que si uno se emborracha con menos cantidad de alcohol, que si la líbido disminuye (No es mi caso, veinteañeras interesadas sigan mandando solicitudes a mausanchez[arroba]gmail.com), etc.

Recientemente identifique como ha disminuido mi tolerancia a la frustración en juegos de video. Me explico, en la adolescencia podía pasarme horas y horas jugando Nintendo, y no desistía hasta terminar el juego (En esa prehistoria uno no podía guardar el avance), asíque  cuando uno se encontraba una parte difícil, no había mas que perseverar y perseverar a costa de los pulgares hasta acabar el juego.

Recientemente, en pleno abuso de ser único dueño de mi tempo y dinero, me compré un PS4 con dos juegos de moda (Infinity y Last Of Us) y me imaginé fines de semana enteros sin salir de casa acumulando horas y horas de juego.

Trisemente resulta que si después de jugar un par de horas, me encuentro con una parte difícil, depués de unos cuantos intentos y vidas gastadas, me frustro muy rápido, apago todo a la chingada y me pongo a hacer otra cosa.  ¡Cheil!

¿En que mounstro me he convertido? Vislumbro mi vejez solo jugando la viborita y el candycrush  : (

Faltan 60 días para la primavera.