Archivos de septiembre, 2015

Santo

septiembre 29, 2015

De acuerdo al calendario que tengo pegado en mi cubículo, el martes pasado fue mi santo.

Justo estaba redactando un tweet, para provocar una avalancha de felicitaciones y celebraciones, y me detuvo un instante de reflexión… ¿Por que debería de celebrar?

La primer pregunta que me vino a la mente fue, ¿Quién coños fue San Mauricio y que hizo para el club del Papa le diera un día a el solito? Google (quien tendría mas derecho a ser santificado), me dio la respuesta.

Resulta que el tal Mauricio, era un comandante de guerra, (en principio me gusta por que suena  badass), mi tocayo tenía a su comando algo así como 6,666 soldados Tebanos (oriundos de Tebas – Egipto), por ahí del año 300 y pelos d.c.

Para un poco mas de contexto, en ese entonces el Imperio Romano estaba vigente (Bizancio su capital), y en esos días pasaban cosas como que se escribió la biblia, se empezó a celebrar la navidad, se quemó la biblioteca de Alejandría y los nombres de moda no eran Santiago y Sofía, sino que mas bien terminaban en “itus”, así que me imagino que mi tocayo bien se pudo haber llamado Mauritius.

Un día, estaba el Mau, sin nada que hacer cuando le llego la órden del Emperador Maximiano, que era emperador romano en turno y era bien peleonero, que fuera ayudarlo con unos rebeldes galos.

Hay varias versiones de lo que pasó, unos dicen que llegaron y les pusieron en su madre a los Galos (que eran cristianos) y cuando le dieron la orden de que los persiguiera para hacerles Fatality, pues el Mau se negó. Otros dicen que a lo que se negó fue a participar en algunas festividades y sacrificios a los dioses romanos, que también involucraban matar cristianos. Sea cual sea la versión correcta, el muchacho al parecer hizo lo correcto, al menos en esa ocasión, vaya usted a saber que otras mañas tenía como legionario.

Como castigo por desobedecer al Emperador, les aplicaron la Decimatio, que era un castigo bastante ojete, y al final acabaron con casi toda la tropa, mi tocayo incluido.

Pasaron algunos años y la gente empezó a estar de acuerdo que lo que le habían hecho al Mau y a sus tropas, pues fue muy mala onda. Así que para sentir menos culpa, al lugar donde ocurrieron las cosas le pusieron Saint-Maurice. También construyeron un lugar (La abadía de San Mauricio) donde guardaron los restos de los soldados y de su comandante.

Pasaron muchos años mas, y por ahí del 1600, reinaba en España Felipe III, que tenía una esposa (Margarita de Austria), que era muy fan de todo el tema sacro y religioso y se las daba de muy muy. Y algun influyente, con el afán de ganar el favor de los reyes, le pidió permiso al Papa para mandar los restos de la legión Tebana a Valladolid, donde para entonces vivía el rey.

Así fue como el 22 de septiembre de 1604, con el pretexto de llevarse los huesos de un soldado de un lado para otro, se proclamó el día de San Mauricio.

Estoy seguro que mis padres, no tuvieron en cuenta nada de este desmadre cuando decidieron ponerme Mauricio.

No se si martir, santo o no, pero si vale la pena brindar por un cuate que hace 1700 años, se le hizo mala onda matar a la gente, cristianos o no.

Salud por el Mau.

22 de Septiembre

San Mau

 

PD. La historia la armé de cachitos del internet, pero para mis colegas nerds, dejó links:

Mauricio el Tebano

Estandarte de San Mauricio

Abadía de San Mauricio

Emperador Maximiano

Saint Maurice – Suiza

Legión Tebana