En primavera las quesadillas son de flores

Ayer me tocó mi salida semanal a conseguir provisiones para la semana. La salida sirve también para revisar si ya estamos en onda Morlock/Eloi o todavía no.

Por default siempre que se me acerca alguien vendiendo algo en el semáforo, mi acto reflejo es decir instantáneamente «No gracias» y hacer el gesto Jedi universal. Justo en eso estaba cuando de reojo vi que lo que vendía el hombre era flor de calabaza. Uf! me gusta la flor de calabaza. Le compré 30 pesos.

En el estacionamiento del súper, antes de bajar hice una googleada rápida para ver como se cocina la flor de calabaza. Nada muy difícil, hay que quitarle el pistilo, combinar con ajo, cebolla y epazote, y ¡zas!. Agregué pues epazote a la lista.

También aproveché el momento para ver rápido un tutorial de salsas, siendo muy honesto, creo que tenía la intuición de como hacerla, vi a mi madre incontables veces hacerla, pero nunca hasta este momento había hecho una yo con mis manos. Resulta que tenía la idea correcta, solo me faltaban los chiles, que también agregué a la lista.

Vale la pena decir, que nunca había visto un epazote afuera de una quesadilla, o con suerte en una olla de frijoles. Así que no estaba muy seguro de como se vería afuera de la comida.

En la sección de hierbas del supermercado me dejé llevar por el título del estante y eche la hierba al carrito. También medité mucho que clase de tortilla iba a llevar para hacer la quesadilla perfecta. ¿De harina? ¿De maíz? ¿Masa Azul, blanca o amarilla? Decisión nada trivial. Encontré unas tortillas de masa cruda, y se me hicieron buena opción.

En el queso no hubo tanta duda, todos saben que el queso Oaxaca es e queso quesadillero por excelencia. Hubiera preferido un Oaxaca fresco de mercado de la calle en vez de uno empacado, pero ni pex, uno no se pone exigente en el apocalipsis

Al estar pagando, la cajera la marcó mi aquello que yo creía que era epazote como «Hierba Santa». La paré en seco. Le expliqué que yo no la quiera para la garganta, sino para una quesadilla. Me miró condescendiente y me explicó que así no se veía el epazote, y que no era la hierba que estaba buscando.

Yo no me iba a rendir. Así que antes de regresar a mi casa pase a la verdulería de la colonia y pedí mi epazote. El verdulero tomo un manojo que parecía la cosecha del municipio entero. Humildemente le dije que no necesitaba tanto, que solo quería para mi quesadilla. Enternecido, me entregó una rama como si me estuviera ofreciendo una flor solitaria. Me sonrió y me dijo que no me la iba a cobrar. La tomé sonrojado y medité mis alternativas amorosas en caso de que la crisis sanitaria se pusiera mas ruda.

Hoy por la mañana, armado de determinación me puse a hacer realidad mi sueño de una quesadilla de Flor con queso. Tosté jitomates y chiles para mi salsa. preparé la flor, rallé el queso y cociné las tortillas. Pequeños triunfos.

Life is good.

La primavera Hecha Quesadilla

La primavera Hecha Quesadilla

 

 

El lienzo de un artista

El lienzo de un artista

marzo 29, 2020

Jazmín

Hace unas cuantas semanas después de varios años de desidia, finalmente decidí poner plantas en una de las jardineras del departamento. Compré Jazmines. Me gusta como huelen y me traen buenos recuerdos.

A los pocos días de haberlos plantado floreció el primero, y ahora es fecha que los demás le están siguiendo. Espero que pronto empiecen a desprender olores por las tardes.

En estos pocos días de encierro, los jazmines han sido mi lazo con la primavera.

marzo 26, 2020

Primavera 2020

What a time to be alive.

Cómo responsable de un call center, el viernes 13 de marzo tomé la decisión de que el personal que iba a hacer la guardia para el lunes festivo, se llevara su equipo a la casa para hacer una prueba controlada de como sería una operación remota al 100%. El mismo lunes nos avisaron que era decisión corporativa que siguiéramos así.

Creo que fue una buena decisión, la experiencias de Italia y España, nos dejaron mucho aprendizaje. Y en el futuro en el que vivimos, tener acceso a lo que pasa y piensa cada rincón del planeta tiene algunas ventajas. Así que desde ese martes me encerré en mi casa.

Fue una semana agotadora, coordinar que todos pudieran trabajar sin problemas, resolviendo contingencias, y ademas estando pendiente de planes y seguimiento de crisis. Todos los días acabe agotado.

En una de las conferencias que tuvimos, se trató el tema del impacto en el sector asegurador. Entre incapacidades por la pandemia y desempleos por la crisis, se nos vienen épocas intensas. Ya estamos buscando reforzar el equipo. Va a ser curioso reclutamiento y selección para trabajo godín remoto.

Viviendo solo mi stock de consumibles y similares, no estaba para mas de una semana. Así que planeé minuciosamente una salida para el sábado por la mañana. Hice una lista detallada de todo lo que iba a hacer y comprar. También salí desde las 7:00 esperando cruzarme con la menor cantidad de gente posible.

Con gel desinfectante en mano mi primera escala fue el Vips. Porque si uno se va a morir en el apocalípsis, es mejor hacerlo con la panza llena.

Había leído un poco del boicot que la gente le quiere hacer al Grupo Alsea, por que decidieron mandar a un montón de empleados a sus casas sin goce de sueldo. La mesera me agradeció la propina, me dijo que no les está yendo muy bien.

En el supermercado, las cosas estaban casi normales. Me llamó la atención que los anaqueles del frijol y de las sopas instantáneas estuvieran vacíos, no por que fuera a comprar, pero bueno que mas pinche se tiene que hacer uno mismo la crisis encima acompañándola con maruchans.

Después del supermercado fui a la lavandería a dejar mi ropa. La lavandera (no confundir con la Bandera), estaba muy confundida. Me preguntó mi opinión, y me dijo que no sabía si era cierto o no, «esto del virus», y que le habían dicho que tenía que comprar comida para un mes y quedarse en su casa. Si sentí pinche que en crisis de estas solo la información alarmante se propaga, y efectivamente hay mucha gente con distintos niveles de información

Además de esas pequeñas anormalidades, el mundo en León seguía business as usual. Me sentí como el episodio de Twilight Zone donde un tipo se encierra en su bunker por que cree que hay un cataclismo nuclear y cuando sale resulta que no pasó nada.

Al menos salí a recibir a la primavera. No fuera ser que no encontrara a nadie y se fuera.

De regreso a modo Desmond

marzo 23, 2020

Zeitgeist musical 2019

Ha sido un fin de año ocupado. Diciembre llegó con un remolino de cosas que me mantuvieron ocupado todo el mes.
Entre tanto compromiso me da gusto tener un espacio para dejar constancia del zeitgeist musical de este año.

2019 tuvo altas y bajas. Un momento difícil fue al principio de año que mi papá se enfermó grave. Fueron días complicados que afortunadamente pasaron bien.

Normalmente soy regularmente consciente de lo que escucho. Tengo el zeitgeist musical muy presente. Este año no fue así. Hubo algunos momentos que incluso pensé que no iba a poder armar una lista de mas de 10 canciones. Ahora que hago la lista hasta me sorprendí un poco del tamaño.

Aqui el playlist de Spotify

Menciones Honorificas:
Here comes the Sun – The Beatles
Ultraviolet – U2
Melt with You – Modern English
En 2019 Alexa llegó a mi vida. Le he estado encargando apagar y prender las luces, hacer café, encender el ventilador en la primavera y darme los buenos días con canciones que me pongan de buen humor.
Hice un playlist en Spotify y mi intención es que todos los días me pusiera una canción aleatoria para levantarme de buenas. Resulta que a pesar de todo no logré programar que se pusiera el playlist en random. Así que mi solución alternativa fue mover el orden de las canciones de vez en cuando. Finalmente un día estas tres canciones se quedaron por gran parte del año. Así que a esto sonaron mis mañanas.

Alexander Hamilton – Lin Manuel Miranda
En el verano tomé vacaciones con @alicedice para hacer un tour teatral. Hamilton fue un highlight. Y la obra sonó y sonó y sonó duarante el verano

También dejo una mención y un In Memoriam al príncipe de la canción, quien tristemente nos dejó este año. Mil gracias, gracias por tanto amor.

Ahora si la lista:
The Last DJ – Tom Petty & the Heart Breakers
Tom Petty me acompañó por mucho tiempo durante mis early 20´s. Siempre me ha sido una voz familiar así que, a pesar de que no lo seguí de cerca durante la última parte de su carrera, no fue difícil que su voz llegara y se sintiera cómoda en mi oído. Esta es del 2002.

Overkill – Men at Work
Hablando de familiaridad, esta es otra canción que se me tatuó en el genoma musical durante la adolescencia. Un día apareció y decidí conservarla para este año. Música de Confort.

Harlem Shuffle – Bob & Earl
No hice mucho esfuerzo musical al principio del año, y ademas de las anteriores, Harlem Shuffle también da fé de ello. Revisitada desde el Soundtrack de Baby Driver. La volví a ver en algún punto del año. Que gozo de integración de soundtrack con la película.

Dreadlock Holiday – 10cc
Reggae funky derechito de los 70’s. Me gustó el beat.

Fanfare for the common Man – Emerson, Lake & Palmer
Eeeeesto eeees Depoooooorteeeeeve! 30 años después me entero de que el tema no fue hecho para el intro de un programa de deportes, sino que era una pieza del 42 de Aaron Copland, adaptada por ELP en el 77. Una combinación de nostalgia con sorpresa hizo que se quedara en el zeitgeist.

Romeo and Juliet – Dire Straits
Una canción que no llegó al Zeitgeist del 2018, fue la versión de The Killers de este clásico. Aqui está poniendo un poco de buenas mi 2019.

Dakota – Stereophonics
Tal vez deba de buscar proactivamente mas música de Stereophonics. Hacen cosas que me gustan. Como ésta canción.

Look on the bright Side of life – Monty Python
La segunda mitad del año empezó oscura. Una especie de angustia sin razón me invadía. Estuve escogiendo algunas canciones felices para levantarme. Que mas feliz que esta de Monty Python.

Let The day begin – The Call
Esta es otra canción de la batalla vs el mood gris del 2019. Creo que ayudó.

Show me the way – Peter Frampton
Admito que la lista de este año es retro. Mas que nostalgia, me gusta llamarlo confort musical. Musica familiar que te hace sentir cómodo y calientito. Como esta canción.

At least it was here – The 88
Spotify en su infinita sabiduría, me mandó esta canción para mejorar mi humor. En la linea de confort, me trae buenos recuerdos de Community, serie que me es terapéutica.

I’d Love to change the world – Ten years After
A mitad del año decidí salirme de Twitter para evitar angustias innecesarias. Hay mucho odio allá afuera y pareciera que a la gente le gusta. Me dejó de divertir. Entre tanta opinión tan aguerrida violenta e intolerante, la pregunta de esta canción me resonó mucho. I’d love to change the world, but I don’t know what to do. So I leave it up to you.
Con mis sinceras disculpas a las generaciones que vienen.

Gipsy – Fleetwood Mac
La voz de Stevie Nicks es un abrazo directo al corazón. A pesar de que la canción no es nueva, esta en particular si lo es para mi. Y llegó en buen momento. 🙂

Major Tom – Coming Home – Peter Shilling
La otra explicación al género Música de Confort, es que me estoy haciendo viejo y gruñón. Siempre he estado en guerra contra la nostalgia, pero esta canción regresó a mi y la recibí con los brazos abiertos. Como si fuera 1983.

Hazy Shade of Winter – Gerard way, Ray Toro
Desde el año pasado, mi sobrina me estuvo recomendando que viera Umbrella Academy. Necio y preso de mi prejuicios me rehusé. En algún punto del año le di la oportunidad, y no solo me gustó mucho sino que el soundtrack me voló la mente. Llegó durísimo esta versión de Hazy Shade of winter, que por cierto, pensaba que era original de Heart Bangles, y es de Simon & Garfunkel.

En el mismo soundtrack de Umbrella Academy, viene «I think we’re alone now» de Tiffany, que tiene un lugar clavadísimo en mi Zeitgeist de 1987 de primero de secundaria.

Se acabó 2019. Brindo por la música.

diciembre 31, 2019

En casa con tus mounstros

Hace cosa de unos 30 años, el Netflix de mi adolescencia era irme en bici al videocentro y browsear los títulos de los estrenos.
Si durante el fin de semana uno llegaba tarde al videoclub lo mas probable es que ya se hubieran aperrado los estrenos, así que había que escoger alguna película del catálogo para pasar el rato.
Ahora que lo pienso, creo que esta situación me ayudo para ver clásicos que de otra forma no hubiera visto por mi cuenta. Recuerdo «El golpe», «La aventura del Poseidón», «La Maquina del tiempo», o «Galería Nocturna».

Galería Nocturna fue una de las películas que se me impregnó, y que 30 años después recuerdo con mucho mas detalle de lo que acostumbro.

A los 13 o 14 años no sabía que el videocasette en renta, era el piloto con tres episodios de una serie. Tampoco sabía que era una serie creada por Rod Serling, creador de Twilight Zone. Menos sabía que uno de los episodios fue el debut como director de Steven Spielberg. Lo único que yo sabía es que estaba en el anaquel de terror.

La primera de las 3 historias, «The Cemetery», era la que me daba mas miedo. Se trataba de un tipo que iba a visitar a su Tío millonario en su lecho de muerte, y para ayudar a eso de la herencia un día le deja la venta abierta y el Tío se muere de un aire colado. El sobrino se muda a la mansión y resulta que uno de los cuadros en donde esta pintada la casa empieza a tener cambios, como si su tío fuera por venganza. El tipo se vuelve loco y se mata, y resulta que, Spoiler Alert, el Mayordomo era el que le cambiaba los cuadros para sacarlo de quicio.

La segunda historia, «Eyes» (Que es la dirigida por Spielberg), es de una mujer millonaria y muy mamona, pero ciega. El único tratamiento contra su ceguera, involucra que alguien en vida done sus ojos para una especie de transplante, pero aún así, ella solo podría ver unas cuantas horas antes de volver a quedar ciega. Ningun médico quiere hacer el procedimiento, y mucho menos un donador. Así que valiéndose de sus millones, consigue un donador que le debía a la mafía y chantajea a un cirujano para que le haga el procedimiento. Pero justo cuando le quitan las vendas después de la operación, se da el Apagón del 13 de Julio de 1977 y pues se queda sin ver nada.

Es por este episodio que recientemente recordé a la Galería, el 13 de Julio de 2019, 42 años después, hubo un apagón en Manhattan que dejó media ciudad oscuras por unas horas. Para mi suerte, estaba de visita en la ciudad a media función de teatro de la que nos sacaron por que no pudieron continuar :(. Se me hizo muy curioso y me trajo la memoria adolescente a la memoria reciente.

En el tercer episodio, «The Escape Route», un viejo nazi está prófugo en algún lugar de Sudamérica. Un día de paseo en un museo se encuentra con el cuadro de un pescador, el cuadro le gusta tanto que en un momento sobrenatural se mete a él y se lo pasa de lo lindo pescando. Según recuerdo regresa al cuadro un par de veces e incluso planea retirarse a la pintura y nunca salir de ahi. En esas está cuando un Judío ex-prisionero de Auschwitz lo reconoce, se hacen de palabras y el nazi mata al Judío, la policía entonces lo empieza a perseguir, el Nazi se mete al museo. Es de noche y todo está oscuro, decide adelantar sus planes de retiro y meterse al cuadro de por vida para esapar, los guardias no lo encuentran. En la siguiente escena se ve a dos empleados del museo conversando, resulta que el cuadro del hombre pescando recién lo acaban de cambiar, y uno se a cuenta que el Nazi se metió al cuadro equivocado cuando se ve su cara en una figura crucificada.

El fin de semana pasado finalmente visité la expo «En casa con mis monstruos» de Guillermo del Toro y cual fue mi sorpresa cuando al dar la vuelta en un pasillo, me encontré cara a cara con el cuadro del Nazi crucificado en todo su esplendor. Se me encueró el chino.

Una de las mejores decisiones del verano fue ir a la exposición. La disfruté muchísimo.

Ademas de que Guillermo del Toro es sin duda el Mexicano mas querido, darse un paseo por su colección y entender de donde viene su inspiración, encontrar y entender tantas referencias es sabrosísimo.

Entre otras de las piezas que disfruté muchísimo están: el conejo del sombrero de la película de Twilight Zone, que fue objeto de varias de mis pesadillas, o la colección de revista DUDA, qué leía en los veranos interminables en casa de mi primo Adrián. Me rayó ver los props de Pacific Rim, o la carta que Miyazaki le escribió a del Toro. Otra sorpresa fue ver las calaveritas del stop motion de Jason y los Argonautas, o ver directamente la influencia de la Victoria de José Clemente Orozco en el hombre pálido del laberinto del Fauno.

Uno de mis temores es que la exposición iba a estar aperrada y oliendo a humano, pero la verdad tanto la producción como la organización me dejaron un muy buen sabor de boca. Todo esto sumado que nos tocó un Guía que además de haberse aprendido la exposición, se notaba que igual la disfrutaba.

Recuerdo haber visto Cronos y el Espinazo del Diablo en la universidad, y en ese momento no fueron mis favoritas. Creo que les tengo que dar otra repasada de revaloración y en una de esas regresar a la expo.

 

Ruta de Escape

Herr Dimas

 

¿Quieres Ver Algo Aterrador?

 

Morlock on Board

 

Versión J.C. Orozco

 

Versión del Toro

 

La casa

 

agosto 06, 2019

When The Man Comes Around

Pasé el año nuevo en la ciudad de México. Después de las fiestas tenía mi vuelo de regreso programado desde las 6 a.m. del 2 de enero, así me daría tiempo de llegar a la oficina a trabajar. Al clima no le gustaron mis planes y un banco de niebla provocó un caos en el aeropuerto de ca CDMX retrasando mi regreso 6 horas.A las 3 pm que llegué a casa no tenía ya ganas de nada y pospuse algunas cosas que tenía planeado hacer, como cargar gasolina, para el fin de semana.

Días antes había recibido publicidad de que ahora algunas gasolineras daban puntos del programa de lealtad de Aeroméxico, eso me sonó interesante.

El sábado 5 de enero, en desconocimiento de cualquier noticia, salí a la calle a hacer varios mandados. Fui al súper, la lavandería, lavé el coche y cosas de ese tipo.
Luego identifiqué la gasolinería que quería ir y me lancé. No me quedaba lejos, pero tampoco es de la que acostumbro ir. Cuando llegué la encontré cerrada y lo que pensé fue «Ahh! seguro la marca apenas está entrando en León y todavía no abren esta sucursal», así que encontré otra un poco mas lejos y fui pare allá con la esperanza de llenar mi tanque y acumular puntos de aeroméxico.

En el camino a la segunda sucursal, pasé por una bomba solitaria que está afuera de un supermercado, y noté que había mucha gente y muchos autos. Se me hizo raro, pero lo atribuí a una venta nocturna de noche de Reyes.
Conforme fui avanzando vi otra estación de una cadena distinta también cerrada, y luego una mas. Hasta que revisé internet y me enteré del desabasto en el estado.

Ya era demasiado tarde, había usado lo último que me quedaba en el tanque alejandome de mi casa. Di la vuelta y en el camino de regreso se encendió el aviso de combustible bajo. Cheil!

Me enfadé conmigo mismo por que después de educarme tanto en fin del mundo y apocalipsis, justo me ocurrió lo que le pasa al protagonista babas que no se da cuenta de las señales hasta que es demasiado tarde. Que oso.

Te fallé George

Estacioné mi coche para no moverlo mas hasta que el abasto esté regularizado.

Los días siguientes han estado como película de apocalipsis chafa. Las calles están vacías, con excepción de las cercanas a las estaciones, donde la gente hace largas filas, o bien deja su auto estacionado y se va. Hubo una nota circulando narrando como una persona a punta de pistola se metía a la fila para poder cargar.

En mi caso he estado campechaneando entre aventones y ubers. El primer día el uber me cobró 30 pesos por la distancia de mi casa a la oficina, anoche la tarifa ya estaba en 90.

Platicando con los conductores se escuchan historias en que algunos encontraron una bomba abierta a las 4:00 am y pudieron cargar, o como aquel que estaba contento por que justo hace un mes le había instalado el adaptador de Gas LP a su auto y el tanque de gasolina le ha durado mes y medio.

La decisión del presidente es muy polémica, unos la condenan severamente y otros la aplauden ciegamente. Por lo pronto no me interesa debatir el trasfondo político del asunto, tal vez después me anime y haga un post.

Afortunadamente estoy en una zona donde tengo cerca muchos servicios, aunque con la movilidad limitada también he estado buscando alternativas. Como por ejemplo cuando llegó la hora de hacer mi súper.

En el Siglo XXI uno puede bajarse un app que lo ayude a sobrellevar el apocalipsis. Mi primer intento fue con el app de HEB, de la que me habían dado buenas referencias alguien que ya lo había usado. La instalé y me registré, pero mi experiencia tronó en la primer búsqueda ya que el catálogo del app no incluía fruta. (El único melón posible de comprar era en Tang). Fail

Mi segundo intento fue Rappi. Bajé el app y me costó mucho trabajó registrarme, primero lo intenté con mi cuenta de correo, luego usando mi numero telefónico y nada. Finalmente elegí la opción de ligarlo a mi cuenta de Facebook y entendí cual era el problema. El pendejo de Manuel Sánchez se equivocó de mail. Mmmpf

Hasta los Manueles quieren ser Mau Sánchez

 

 

En fin, ya me estoy resignando a empezar a comer carne humana. Como se acostumbra en el apocalipsis.

————————

UPDATE: Afortunadamente @lafocalu tuvo a bien recomendarme Cornerstore, la cual instalé y en cosa de nada ya había hecho un pedido. Hasta me hicieron una llamada disculpándose por que en el fin del mundo se iban a atrasar un poco con el tiempo de entrega.

No habrá carne humana para mi por el momento.

Faltan 52 días para la primavera.

 

 

enero 10, 2019

Zeitgeist Musical 2018

Aqui los Zeitgeist del sexenio pasado 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017

Spotify y yo ya nos llevamos mucho mejor, casi se podría decir que tenemos una relación. Aunque a pesar de que hay veces cuando mi descubrimiento semanal se vuelve mi zona de confort semanal, en el año me sorprendio un par de veces con canciones nuevas para mi o algunas que ya había perdido en la memoria. Marx Bendiga al Algoritmo

Playlist del Zeitgeist Musical 2018

A estas alturas del año puedo decir que el 2018 ha sido uno de los años mas divertidos de mi perra vida, creo que mi zeitgeist musical lo alcanza a explicar un poco

Mención Honorifica – Playlist Hey Ho!

A principio de año tuve un conato de crisis. No me veía con mayor propósito que el de sobrevivir día a día en una rutina miserable sin fin. Me dio miedo.

Decidí tomar un aproach godín y organizado y me armé un plan con objetivos a largo/mediano y corto plazo. Hice objetivos financieros, de viajes y entretenimiento y de Salud. Aunque Muchos de los objetivos se quedaron en el camino, hubo dos que hicieran que valiera la pena: Me puse al corriente con hacienda y además bajé 20 kg en este año (!)

Este playlist fue curado para hacer mis pininos al hacer ejercicio, y lo escuche durante varios meses. Naturalmente Spotify me lo recordó.

Ahora si, viene la lista en orden arbitrario según su importancia en el año.

The Mighty Mighty Bostons – The Impression That I Get
Es muy raro que spotify me recomiende este tipo de Ska, pero los Mighty Might Bostons so de los que ademas de tolerar, hasta disfruto.

Iggy pop – Isolation
Me da gusto cuando me sale Iggy Pop, y mas esta canción que infaliblemente me recuerda «Diablo Guardián» de Xavier Velasco. Creo que lo mejor de ese libro es su soundtrack. No vi la serie ¿habrán dejado las mismas canciones?

Tom Robinson Band – Power in The Darkness
Este es un punk-funk setentero que por alguna razón le agarré cariño. Ni es tan buena, pero acá anda.

April March – Laisse tomber les filles
Esta canción suena durante los créditos de «A simple Favor» Película que me divirtió mucho. La canción se me hizo igual de divertida y llegó al Zeitgeist

The Edgar Winter Group – Frankenstein
Esta es influencia completa de la Chora Interminable. En una de esas sesiones donde el Sr @paconavarre7e presentó sus influencias musicales. De los mejores programas del año.

Esquivel – Vereda Tropical
Otro influyente regular en esta lista es el Sr @salvadorleal, quien en una sesión instagramera desde el tráfico dictó una sabrosisima cátedra Sobre Esquivel. Vereda tropical siempre ha sido una de mis favoritas de trios y pues con esquivel es un deleite. La presencia de Esquivel se volvió a sentir durante el año, cuando en el marco del Festival Cervantino se montó en León una breve exhibición homenajeándolo. Es la onda.

The Dandy Wharhols – Bohemian Like You
No tengo mucho que decir sobre esta canción. Mas que suena muy estándar a lo que escucho en general. Medio generica, pero está bien.

The Hold Steady – The Bear and the maiden Fair
No se que estaba pensando el algoritmo cuando me programó esta canción. Pero dio en el clavo. Escrita por George R. Martin para la saga de Hielo y Fuego, es una melodía popular que se canta en todo Westeros y que The Hold Steady hizo para la serie.

Maximo Park – Books From Boxes
En Noviembre de 2017 el Corona Capital tuvo a bien transmitir el festival por streaming. Y como solo había un canal de transmisión tomaron la salomónica decisión de pasar 40 minutos de cada artista y cortar al siguiente. Así hicieron inclusive con los Foo Fighters que fueron los headliners. Justo a la mitad del setlist de los Foo pusieron a Máximo Park, al principio como que me dio coraje, pero un par de canciones después me convencieron y hasta acabaron en mi lista.

Kings Of Leon – Eyes On You
En general me gustan los Kings Of Leon. 🙂

The Runaways – Dead End Justice
Esta fue un residuo del género Power Girl del Año pasado. La canción da para toda una ópera Rock. Cherrie Curie y Joan Jett están presas en un reformatorio juvenil, planean su escape y algo sale mal. Una Joya.

Le Tigre – Deceptacon
La primavera vez que escuché esta canción no pude resistirme al «Who took the Ram from the Ramalamadingdong?»

The Killers – For Reasons Unknown
The Killers vinieron de gira al país este año y en esta gira andaban subiendo gente del publico para que tocará con ellos. Yo no lo sabía hasta que se viralizó Jose Luis y su hazaña. Me gustó tanto que rescaté la canción para mi lista.

Nickelback – Dirty Laundry
Esta canción me tomó desprevenido. Corría el año de 1995, y Mau gozaba de su trabajo soñado como cácaro de cine. Entre tanta película y cortos que vi en esos años, recuerdo muy particularmente el trailer de la película «To Die For». Nicole Kidman era una reportera del clima que convence a un chamaquito de matar a su marido para de alguna forma impulsar su carrera en la tele. El trailer estaba musicalizado por esta canción que junto con Illeana Douglas tirando balazos al aire con sus manos se me quedaron tatuados en el RAM de la memoria. Jam. Era una época antes del shazam y de Google, jamás pensé en volver a escuchar la canción.


IDAGAF – Dua Lipa
Probablemente esta sea la única canción que califique como «nueva» dentro del Zeitgeist.El mundo me la transmitió y hasta que un día mi subconsciente de la nada la empezó a cantar.

Ramin Djwadi – Paint it Black
La primera temporada de Westworld es de lo mejor que le ha pasado a la televisión. Punto. Y este año la volví a ver en preparación para la decepcionante segunda temporada. Pero en la repasada le tomé mucho sabor a los detalles musicales, como Paint it Black y el asalto al Mariposa Saloon.

My Life in Black and White – My Brain is Hanging upside Down
Mi cerebro asocia esta canción a un montage cinematográfico. Estoy seguro mas de alguna película o serie lo ha hecho. Solo que no puedo recordar cual.

The Waterboys – This is the Sea
Esta canción me la puso Spotify un domingo en la tarde. Y es eso, el domingo en la tarde hecho canción.

Sonic Youth – Incinerate
Algo que me pone un poco triste es que no estuve expuesto a Sonic Youth mas joven. No se si me hubiera llegado en mi adolescencia, pero ahora en mi adultez si me suena a un poco de melancolía GenX-era. Esta es del 2004, ya todos ellos unos ñores como yo. A lo mejor por eso me gusto tanto.

Public Service Broadcasting – Go!
Un sabado a principio de año me di a la tarea de stalkear a mis contactos de Spotify para ver si rescataba algo. Me encontré esta maravilla en la cuenta de @playadura. Me voló la mente.

Public Service Broadcasting – Gagarin
Después de escuchar enfermizamente «Go!», sopotify me lanzó otro hint del mismo album de PBS. Tan sope yo jamás entendí la indirecta hasta ahora que armando el Zeitgeist descubrí el album The Race for Space, arte puro. No tengo palabras para describir lo que me encantó este album. they should’ve sent a poet.

LCD Soundsystem – All My Friends
Otra canción maravillosa que musicalizó mi 2018. Me llegó 10 años tarde, pero no por eso con menos fuerza. El leitmotif de mi 2018

Love of Lesbian – Fantástico
Creo que pocas veces he estado de tan buen humor como en Julio de este año. Todo me estaba saliendo bien. Me sentía bien. Y encima me llegan fines de semana como ese. Recuerdos de hace 14 años. Todo musicalizado por esta canción. Me gusta el apoteósico «Fantástico!» de la canción. Por que así fue mi 2018

Egypt – Valley of The kings
When in Rome – The Promise
Carly Simon – Nobody Does it Better

Egipto fue sin duda uno de los viajes mas memorables que tendré. Y estas 3 canciones no me lo van a dejar olvidar.
Para mis estándares el viaje fue «apresurado», con menos de un mes de planeación no me dio tiempo de hacer un playlist decente previo al viaje y una de las canciones que preliminarmente habia escogido fue Valley of the kings. Ahora suena y recuerdo el sol en el valle de los faraones.
Parte de mi tarea previa para poder viajar, fue ver «The Spy who loved me», cuyo tema no pude despegar de mi mente en todo el viaje.
Un episodio muy divertido del viaje fue el llegar a Alejandría desde 3 ciudades distintas alrededor del mundo. Parte de mi viaje fue encontrarme con @alicedice en el aeropuerto de Roma. Por supuesto The promise fue el soundtrack involuntario de ahi en adelante.

Y pues eso, así estuvo musicalmente mi 2018.

Faltan 95 días para la primavera

diciembre 17, 2018

Roadtrip! – Vancouver

De Seattle a Vancouver son poco menos de 3 horas manejando. Además del paisaje otoñal, el viaje estuvo súper tranquilo. Cruzar la frontera fue un trámite de 3 minutos, estos canadienses tan amables.

Aunque llegamos como al medio día, decidimos tomarnos un pequeño break a la semana intensa. Aproveche para escaparme a oootra tienda de juegos a ver qué se me pegaba.

Hace unos días en L.A, decidimos comer vietnamita por variedad, luego en San Francisco, lo que nos quedaba cerca del hotel era otro restaurante vietnamita, y resultó que en Vancouver, cruzando la calle del hotel, otro restaurante vietnamita nos esperaba. La lista de ciudades visitadas en este viaje, bien podría quedar como, Los Angeles, San Francisco, Portland, Seattle, Vancouver y Saigon.

Durante mi investigación de cosas que hacer en Vancouver, me encontré con una proyección de media noche del Rocky Horror Picture Show. Había leído algo sobre estas funciones y parecía divertido, así que compre boletos y luego le avise al grupo.
En general nadie sabía muy bien de qué se iba a tratar el show, sabíamos de la película, pero ninguno de nosotros la había visto completa, y por supuesto nos sabíamos el Baile del sapo por Timbiriche. Pero hasta ahí.
La experiencia fue de lo más divertido, el público animado, muchos en disfraces, los hosts muy chistosos y la película surreal, todo lo que yo esperaba.

Al día siguiente el clima no cooperó mucho y llovió todo el día, así que hicimos turismo bajo techo.

Fuimos primero a Science World, que es un museo de divulgación de ciencia del estilo de toca, juega y aprende. Nuestro primer interés era ver ver la función en la pantalla omnimax, que tenía una documental de Pandas. Nada para refrescar el alma como ver osos pandas dando maromas en una pantalla de 20 metros.
Otro interés que teníamos en el museo, era una exposición temporal que hablaba de la ciencia en Pixar.
Justo antes de entrar en la exhibición, mi idea de lo que pasaba en la producción de las películas de Pixar, es que el arte estaba en el desarrollo de la historia y a lo mucho el diseño de la producción, de ahí en fuera solo era cuestión de un ejército de animadores y capacidad de las computadoras para procesar. La exposición me calló la boca y de que forma.

Cada parte de la producción de las películas, empezando por la historia y el arte, pasando por el modelado, el diseño de las superficies, el diseño de sets y fotografía, simulaciones, iluminación y finalmente rendering, son labores profundamente intelectuales y artísticas.
La elasticidad del cabello de Melida en Brave, las parábolas de cada pasto en Bichos, el comportamiento del lodo en los autos de Cars, el reflejo de la Luz en cada superficie, y la expresión de cada uno de los personajes para demostrar emociones. Todo está elegantemente traducido a matemáticas y luego reproducido en las películas. Además, el avance que se ha hecho en los últimos 20 años es inmenso. A cada película le suman un reto técnico más, que damos por hecho en la pantalla.
Me encantó, todos deberíamos de ser capaces de interpretar al mundo como lo hacen en Pixar.

Saliendo del Science world y de una comida rápida, fuimos al platanario para seguir con el turismo techado. Apenas llegamos a la función y saliendo nos dio la hora del cierre, así que no pudimos ver mucho más.

Nuestra siguiente escala fue el Mercado de la Isla de Granville, que fue una gran sorpresa. Además de bonito, está muy variado y completo. Como puerto de entrada del pacifico a Canadá, uno puede encontrar todo tipo de frutas y productos interesantes. Aprovechamos para tomarnos un café y un postre.

Terminamos el día cenando en un elegante y sabroso restaurante japonés en una zona muy animada del centro.

El clima de nuestro último día de vacaciones mejoró bastante y el sol salió a saludar. Aprovechamos para darle la vuelta al parque Stanley en el turibús, pero tristemente ya no nos dio tiempo de bajar a visitarlo. Tal vez otro día con más calmita.

El bajón de final de vacaciones se acentuó, con un atardecer eterno que empezó a eso de las 3 de la tarde. Manejamos de nuevo a Seattle para tomar nuestro vuelo de regreso al mundo.

Me gusta que me rindan mis vacaciones.

 

Dejo los albumes de Flickr

 

Los Angeles 2018

San Francisco 2018

Seattle 2018

Vancouver 2018

noviembre 18, 2018

Road trip! – Seattle

De Portland a Seattle se hacen más o menos 3 horas que, comparadas con la maratón del día anterior, pues fueron súper tranquilas. Me tocó manejar la mayor parte y mis highlights fueron cuando me rebasó un Tesla, y por supuesto el paisaje otoñal tan espectacular que me me puso de malas de lo bonito.

Finalmente llegamos al departamento de nuestros amigos donde nos recibió @yosola y a quien nos dio mucho gusto de volver a ver. Nos mostró su departamento súper bonito con una vista muy mamona de la ciudad y platicamos un rato poniéndonos al corriente y chismeando a gusto.
Cuando ya nos dio hambre salimos a buscar algo de cenar. Dejamos el auto en un parqueadero cercano y nos fuimos en monoriel (cuál episodio de Los Simpson) al mercado Pike a comer mariscos.
Esa noche, siendo mero Halloween, nos tocó ver mucha gente muy creativa disfrazada por las calles, todos muy relajados y buena onda, no se si por que así sea la gente aquí,o por que sigo de buenas de estar de vacaciones.
En la cena confesé apenado que no había hecho la tarea y que no había visto Sleepless in Seattle antes de venir. Así que de regreso al departamento la vimos antes de dormir para estar al corriente y en total modo Pacific Northwest.
Me tuve que levantar muy temprano para irle a poner un veinte al estacionamiento donde dejamos el coche que vencía a las 7:00 am. Me sirvió para comprarme un café y  ver el amanecer en contemplación desde ese gran ventanal.
Ya cuando se levantaron todos, @jairtrejo se fue a trabajar y nosotros nos fuimos a desayunar a un lugar cercano. El plan para el día estuvo muy completo, empezamos con el museo de la cultura pop. Que entre sus salas tiene música, fantasía, horror y ciencia ficción. Así como Carlos Slim hizo el museo Soumaya en el DF para el exhibir su colección personal de Arte, Paul Allen (Fundador de Microsoft) fundó este museo para exhibir sus juguetes y coleccionables.
Por el lado de la música y orgullosos de su identidad grunge, el museo tiene exposiciones de Pearl Jam y Nirvana. Donde se pueden ver los cuadernos donde Eddie Vedder escribía sus letras, y demás memorabilia de estas bandas.
En la parte de fantasía, además de props de películas como El hobbit, Harry Potter, highlander y demás, también había una taxonomia de las criaturas fantásticas conocidas. En esta sala en particular disfruté unos prototipos de cartas de Magic, y unas ediciones viejas de Dungeons & Dragons.
La sala de Terror, tenía monstruos clásicos como el monstruo de la laguna negra, hasta viejos conocidos como Micheal Myers o Freddy Krueger. La sala con una ambientación bastante lúgubre, también tenía una cabina donde uno se podía meter a gritar a todo pulmón, su mejor grito de terror.
La sala de ciencia ficción, estaba igual de sabrosa, Aliens, robots y naves espaciales del cine y de la televisión se presentaban orgullosos. Entre los props a destacar estaba un T-100 de terminator muy perron.
El museo tenía una exposición temporal de cómics de Marvel, donde cuentan la historia desde los 30’s hasta el universo cinematográfico que nos tiene atrapados cada verano abarrotando los cines. Cómics como los numero uno de Spiderman o los cuatro fantásticos estaban exhibidos ahí.
A un ladito del museo, está la space needle y su mirador. Subimos a ver la panorámica, que a pesar de estar nublado igual se veía impresionante.
Sirvan estas líneas para agradecer a @yosola que me cumplí el capricho de visitar el museo del Pinball de Seattle, que tiene máquinas pinballeras desde principios del siglo pasado hasta nuestros días, y además se pueden jugar ilimitadas veces con el costo de la entrada!
Luego del Pinball, nos fuimos a Amazon a encontrarnos con @jairtrejo quien nos dio un Tour por las esferas de Amazon.
Las esferas, son un edificio en forma de pelotas de cristal donde Amazon importó una selva tropical para uso y gozo de sus empleados.
Además de plantas exóticas, peceras y cascadas, el lugar tiene muchos espacios para que uno pueda hacer juntas de trabajo o simplemente irse a sentar escuchando el agua correr. Lo cual está garantizado, por que de alguna forma le pueden subir el volumen a la cascada para que todos lo puedan escuchar. El lugar estaba muy bonito pero creo que si raya en lo excéntrico.
Ahí mismo en las oficinas de Amazon, está la tienda de Amazon Go, que es como un Oxo del futuro. Para acceder a la tienda, uno solo tiene que descargar el app a su teléfono. Una vez adentro uno entra como si fuera su despensa toma lo que necesita y se va, sin necesidad de interactuar con otro ser humano ni nadie que te pase a la otra caja para que te cobren. La cuenta llega en automático a tu celular.
Primero pensé que todo el truco era a través de medios como RFDI, que es como lo que le ponen a la ropa de Suburbia para que no se la roben. Per me explicaron que se trata de sensores en todo el techo de la tienda que usa software de reconocimiento, para saber quién eres y que te llevas. Si bien es efectivo, si está bastante creepy. Tanto tiempo de consumir ciencia ficción me sirvió para advertir que esta tecnología en malas manos, puede ser terrible. Y lo peor es que seguro ya está en malas manos 🙁
Yo soy de la idea de que, sujetos como Jeff Bezos o  Elon Musk, están a un tris de irse a vivir a una isla con Volcán de Calavera o volverse el nuevo Batman o Tony Stark
Después del Tour, hicimos una escala antes de cenar para ver al Troll de Seattle. Yo no sabia que existía pero resulta que bajo de un puente a un troll lo alcanzó la luz del día y se hizo piedra.
Ya de vuelta en el departamento de @yosola y @jairtejo, caí en cuenta que no nada más vengo a hacer turismo desde otro país, sino también desde el pasado. En un momento “que bonito es vivir en el futuro”, @jairtrejo nos dejo jugar con su Oculus Rift de realidad virtual. Si bien estaba consciente de su existencia, no estaba ni tantito preparado para la experiencia. Fue como meterme al Holodeck del enterprise. Primero estaba tomando un tour por la tierra de los muertos de Coco, luego partiendo cajas con espadas láser y luego tomando un Tour por la estación espacial internacional. Se me caían los chones de lo impresionado.
Entre las oficinas de Amazon, la tienda, la realidad virtual y que además tienen su casa coordinada con los asistentes virtuales Alexa y Ok Google, estamos a un tris de convertirnos en un episodio de Black mirror. Que ¿bonito? es vivir en el futuro.

Museo de la cultura Pop

Otoño everywhere

Space Needle

Juntas en la jungla

Oxxo del futuro

No con troles

noviembre 02, 2018

Road trip! – Portland

Según google, el camino desde San Francisco a Portland nos iba a tomar poco más de 10 horas, así que decidimos salir temprano para llegar lo más pronto posible.
Además de plática amena y de nuevos playlist, el largo camino da tiempo para le reflexión y contemplación. Por ejemplo, iba yo muy pendiente para saber en qué momento se acababa California, para poderme dar una idea de lo que hace 200 años todavía era Mexico, y pues si era un montón de tierra. También conforme nos movíamos para el norte el sol de otoño como que cuaja, primero es como un amanecer eterno, ósea sol de las 8:00 am que dura hasta las 2 de la tarde y luego hay un atardecer interminable, con sol de las 5 de la tarde por el resto del día. Se siente como que quedan a deber el medio día.
Pero la parte más disfrutable del camino es ver cambiar al paisaje. California cambia de llano y Amarillo al verde de la montaña. También hubo un pedazo muy triste donde el paisaje se pone negro y gris resultado de los incendios del verano pasado, per conforme avanzamos al norte, la fiesta de colores otoño es un espectáculo increíble. Verdes, rojos, naranjas, amarillos. Una delicia.
Las paradas que hicimos en el camino fueron más bien utilitarias, café, gasolina, snacks y comida. Incluso hicimos parada por Gas en Springfield Oregon, que según Matt Groening es el Springfield que inspiró a Homero y su familia amarilla.
Con todo y paradas, y una que otra vuelta equivocada, el total del viaje fue de 13 horas. Llegamos a Portland a eso de las 9pm, cansados y entumidos.
Nos quedamos en un hotel de la cadena Stay Pinneaple, que tiene un fetiche muy simpático con las piñas. Cenamos algo sencillo en el hotel y caímos rendidos.
Al otro día, desayunamos en Mother’s Bistro que es un Diner que estaba muy bien calificado en Foursquare (que oso ir a algo con menos de 8). Desayunamos muy sabroso, café de Oaxaca y una de las French Toast más ricas que he comido en mi insípida vida.
Antes de emprender camino, íbamos a hacer una parada “rápida” en una tienda de juegos. Pero resultó ser como una meca de los juegos de mesa, y nomas tirando baba se me fueron un par de horas.
Las cuatro cuadras que conocimos de Portland, se nos hizo bonito, aunque  que el otoño en esta zona ayuda. Ojalá hubiera algo más que hacer aquí, como para regresar.

En el camino

Puras Piñas

Guardián Games

 

noviembre 01, 2018