Tour Sudamericano III

abril 12, 2014

Al otro día las sesiones de trabajo empezaron un poco mas tarde, así que si me dio tiempo de desayunar un poco mas en forma.

Nuestro anfitrión de la oficina colombiana quedó de vernos en el Hotel para tomar un Taxi hacia nuestra reunión.No pudo pasar por nosotros por que su coche le tocaba el Hoy No Circula colombiano, el “Pico y Placa”.

Resulta ser que en Bogotá no es tanto el problema de la contaminación sino el del tráfico. El programa ya lleva varios años y ha tenido varias versiones. Hoy, según me cuentan que funciona, es que si uno tiene placa que acabe en número par, no puede circular en horas pico (6-10 a.m. y 5-8 p.m. o algo así), los días pares. Y si uno tiene placa impar le toca lo mismo los días impares. Esto sin importar el modelo del auto.

Entre otras cosas que aprendí de Bogotá es que sus calles no tienen nombres sino números. Se dividen en calles de norte a sur y carreras de oriente a poniente. Por ejemplo: Calle 100 esquina con carrera 19.
Me parece que la numeración en calles le quitan un poco de personalidad a una ciudad. Nada como las calles cerca del estadio Azteca con nombres de clubes de futbol, o aquellos nombres que no le dicen nada a nadie, o como perderse en una ciudad sin nomenclatura. Aqui uno puede contar las calles y no perderse, le quita el chiste.

También me platicaron del programa del gobierno para prevenir que la gente conduzca borracha. Resulta que hubo un periodo de muchos accidentes muy feos y decidieron poner política Nazi y cero tolerancia. Al soplarle al alcoholímetro si marca cualquier cosa distinta a cero, a uno lo multan por el equivalente a USD 1000, le quitan la licencia, le llevan el coche al corralón, lo ven feo y lo señalan con el dedo. Al parecer ha funcionado de maravilla, la gente no se toma ni una cerveza para manejar y lo mejor de todo es que parece que la policía es incorruptible al respecto. Ahí está el secreto, digo yo.

En fin, el tráfico que hubo entre nuestro hotel y nuestro destino me dejo claro el problema y me recordó mi otra vida (de hace un mes) en la ciudad de México.

Mi jefa, como medida diplomática con los clientes, se hizo en el Duty free de unos tambos de chocolates rellenos de Tequila, que fueron la sensación de las juntas. El pretexto para brindar en horas de oficina.

La reunión de ese día, en lo que nos correspondía a mi jefa y a mi, fue muy productiva. Pero al final se puso un poco tensa y no acabó tan bien. :/

Para digerir el mal momento, nos fuimos a almorzar a un restaurante (Gaira Café Cumbia House) que se dice propiedad de Carlos Vives. El lugar cuanta con escenario donde toca una banda como 100 personas y se nota que en las noches se ha de poner bien a gusto. Nos tocó que el grupo ensayara mientras comíamos.
La comida muy sabrosa, en especial las Carimañolas que son como empanadas de yuca rellenas de cositas. onomnomnom

Convenientemente la oficina quedaba muy cerca del lugar y nos fuimos caminando por un barrio muy bonito.

El resto de la tarde nos la pasamos encerrados trabajando, pero aprovechamos para intercambia cambiar monas del mundial, por lo que declaré al día como productivo.

En el último día en Colombia, retomamos las reuniones de trabajo por la mañana y afortunadamente se resolvieron los temas incómodos del día anterior. Salimos todos como amigos y fuimos a almorzar a un lugar naturistoide llamado el mercado. Aquí la recomendación de 4sq fueron las gaseosas, jugos naturales de frutas exóticas con gas. (En mi mundo la mandarina fuera del invierno califica como exótica). Lo mas rico de aquí fue la arepa con queso costeño.

Después del almuerzo nuestra anfitriona de la oficina local fue lo suficientemente amable para llevarnos a comprar los encargos turistos. Café y eso. Algunos de los encargos nos llevo a entrar a un supermercado. Me divierto mucho baboseando por supermercados ajenos.

Hicimos late check out y nos fuimos al aeropuerto para partir a nuestra segunda escala en el Tour: Lima.

Gaira Café Cumbia House

Gaira Café Cumbia House

Carimañoles en vivo

Carimañolas en vivo

Para beber discretamente en la oficina

Para beber discretamente en la oficina

Mercado, Sabor Local

Mercado, Sabor Local

Jugos con Gas

Jugos con Gas

Traficando Lulo

Traficando Lulo

Lima (La fruta no la ciudad)

Lima (La fruta, no la ciudad)

 

2 respuestas a “Tour Sudamericano III”

  1. Eva dice:

    ¡Ya me emocioné con las delicias del mar que te vas a comer en Lima!

  2. yosola dice:

    Ufffffffffffffffffffffffffffff trafiquemos con lulo por favor!!!!
    Apenas leo esto y por lo menos la tierrita te trato bien. Me alegra que lo hayas disfrutado.
    Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *