Enero Playero

enero 13, 2011

La semana pasada mientras me ponía mis zapatos se me rompió una agujeta. Cambié de zapatos, pensé en comprar agujetas luego y me olvidé del asunto.

También me tomé un par de días libres y aprovechando que me invitaron a una Boda en la playa me armé un puente.

La vida esos días estuvo muy rica, hubo desayunos junto al mar y no hice nada mas que estar tirado en un camastro leyendo. Como todavía era temporada alta me hice un autotrance zen para ignorar al resto del DF que estaba en Acapulco y la fauna silvestre que llega con el.

El día de la Boda, me acordé que los zapatos que estaban planificados no tenían una agujeta, así que resignado y cool me fui a un supermercado a conseguir un par.
Fui a un super cercano y nada, fui a otro super no tan cercano y nada. No vendían agujetas, me extrañé un poco.
Pensé que por estar en zona turística había menos probabilidades de encontrar un par de lazos, así que me adentré en las calles de Acapulco a buscar. LLegué a una zapatería (Tienda donde venden zapatos, por definición), pero los vendían completos. Hasta me vieron raro cuando pedí un simple e inocente par de agujetas. Sin suerte.

Visité una Parisina, una mercería y un tianguis y nada. Ya para este momento mi mirada iba clavada en los pies de los guerrerenses y efectivamente, el que no traía huarache, chancla o huarache, usaba mocasines. No me extrañaría que haya quien nunca haya visto una agujeta en su vida.

A estas alturas ya estaba yo un poquito frustrado y perdiendo valiosísimas horas-playa. Así que me metí a una tienda departamental decidido a resolver mi problema.
Al no encontrar cordones, me probé algunas sandalias mas o menos dignas para la boda, pero no había tamaño Tribilín.

Lo que hice después no me enorgullece, pero quiero dejar constancia que no tuve otra opción y fue estrictamente necesario. Fui al departamento de zapatos, encontré un par, lo tomé en mis manos, lo analizé y con un movimiento ninja… le quité una agujeta…

La boda estuvo por demás bonita y muy divertida y chance da para otro post.

Lo pinche del fin de semana fue que al otro día, nos despertamos con la noticia de que amanecieron 15 decapitados en un centro comercial no muy lejos de donde nos quedamos.

Pobre Acapulco, con tantos pinches problemas y encima lidiar con un ladrón de agujetas…

Snif!

Faltan 68 días para la primavera.

5 respuestas a “Enero Playero”

  1. Alice dice:

    Movimiento ninja FTW

    yo, pero yo, le hubiera quitado la otra agujeta a mi zapato así me iba con los dos parejos, total Acapulco al fin.

  2. Eva dice:

    Me hiciste sentir mal por estar muerta de risa cuando llegué a la parte de los decapitados… pobre Acapulco, pero que bueno que al menos tu lo disfrutaste.

  3. Ángel dice:

    Compadre ten cuidado, habia camaras de seguridad y ya te tienen identificado, “Se busca, ladrón de agujetas”

    Que padre que hayas disfrutado unos días en la playa y lastima por la inseguridad que hay en todo nuestro Mexico.

  4. MaJaDeRiA dice:

    JUAAAAAAAAAAAAAAaaaaaa.
    Si tenia que venir a comentar, nada mas por que casi me ahogo de la risa con la historia.

    Algún día harán la película “El Ladrón de Agujetas”.

    Saludos.

  5. Mau dice:

    Alice: Ya bastante conflicto fue robarme una agujeta. Si me robo dos no duermo XD

    Eva: Cheil! Es muy triste. Pero no se puede vivir sufriendo como Mafalda.

    Angel: Vieras que cada vez que veía un convoy del ejercito me ponía nervioso. XD

    Majadería: … y será un dramononon. XD

    Sigan Gozando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *