Final de temporada

febrero 22, 2014

Hoy fue mi último día de trabajar en el Banco.

Cuando entré hace 12 años, todavía estaba en la universidad, no había nacido ninguno de mis sobrinos, no existía mi blog, todavía existían las torres gemelas y Vicente fox era presidente.

El tiempo es una mamada.

De las dos semanas que di como aviso hasta el día de hoy, las cosas tomaron un tono surreal. Un limbo en donde ya la decisión estaba tomada pero aún estaba sujeto a la misma rutina de siempre. Un tipo de agonía/duelo pero cómodo como la rutina.

Todavía en algunas reuniones alcancé a discutir y a opniar acaloradamente sobre proyectos nuevos que no veré terminados.

Hoy me tomé el día para recorrer el edificio y despedirme de mis compañeros, hubo de todo. Aquel que la noticia le tomó de sorpresa, aquel que me dijo que el ya estaba pensando en lo mismo (pero no lo hará), aquel que conocí poco pero que percibí honestidad en sus buenos deseos, el oompa loompa agradecido (aunque suene a Jabón), hubo quienes me escribieron carta de despedida y la gran mayoría que me despidió en una mezcla feliz-triste.

A mi se me quebró la voz al despedirme de mis amigos técnicos/actuarios, que me enseñaron todo lo que sé de seguros, y las lágrimas me traicionaron cuando me despedí de Maru. 12 años de vernos diariamente, ¿Quién hubiera pensado que de entrar en un proyecto “temporal” ella y yo, unos años después seríamos responsables de la mitad de lo que se hacía en la compañía? Wow.

Una constante en todas las despedidas fueron muchas expresiones buenas sobre mi, e independientemente de que sean o no certas, me siento muy satisfecho haber salido tan bien y apreciado por tanta gente. Además con los resultados de mi área en altos históricos. On top.

Algo que pudo haber mejorado fue mi salud. Una infección en la pierna llegó con un timing nefasto a joder la situación. La última semana fue muy incómoda con la movilidad reducida y hasta tuve que posponer un par de días mis planes de scouteo de la ciudad nueva. Cheil!

Finalmente después de la jornada de despedidas, limpié mi historial de internet, envíe el acostumbrado correo de despedida, tomé mi taza de chewbacca y mi cepillo de dientes y salí del edificio, 12 años después.

La semana acaba de terminar como cualquier otra, así que el shock no ha acabado de llegar por completo. Espero en los próximos días semana tener un periodo de duelo y desapego antes de empezar con nuevo trabajo, nueva ciudad, nuevas rutinas, nueva identidad (I’m Batman) y nuevos aires.

Faltan 28 días para la primavera.

Efectos Personales

Café con Chewbacca y un aliento Fresco, todo lo que uno necesita.

 

Junta de Comité

Junta de Comité: El final

 

4 respuestas a “Final de temporada”

  1. Eva dice:

    ¿¿Cuál ciudad??, sea donde sea, te deseo lo mejor en la transición y me alegra saber que a donde quiera que vayas, la mano seguirá alzada. ¡Mucha suerte!

  2. Skene dice:

    *lagrimita remi*

    Forza ragazzo!

    Toda la buenavibra para lo que sigue. x

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *