Post de Lunes

julio 23, 2007

El auto trae un sonido nada bonito. Ya lo fui a dejar al mecánico. Odio tener que gastar en imprevistos automotrices.

Dejé el coche en un mecánico cerca de mi casa, (ya que el que está cerca del trabajo me qudó mal), y junto al taller hay un Blockbuster. Estaba pensando en entrar e inscribirme cuando mi conciencia (en forma de cartón de leche de Video de Blur) apareció y me dijo “Wey, acuérdate que no tienes tele”. No me inscribí.

Hace poco mas de un año hice un “negocio” con una compañera de trabajo en quien confío y le di dinero con la promesa de retorno de inversión y una poca utilidad. Al principio todo salió bien, pero cada vez se pone mas esquiva y veo el riesgo real de no recuperar mi dinero.
Perder la confianza por dinero. Así de bajo y triste.

Me acaban de llamar del taller, el auto estará hasta mañana (que no circula), osea hasta el miércoles.

El sábado me compré el libro de HP y estaba considerando dejar el auto y leer en los trayectos, parece que el universo conspiró para que así fuera.

El fin de semana fui a ver transexuals transformers. Yo no me clavé tanto en la caricatura como muchos de mi generación. Será por que nunca me compraron uno de los juguetes, y el día que nos compraron uno de día de Reyes, resultó pirata.

La película es una orgía visual con un abuso particular en escenas en camara lenta y tomas de contraluz en atardeceres. Me divirtió mucho.

Me he estado imaginando escenas de mi vida como si la dirigiera Michael Bay.
Hoy por ejemplo, me baje del microbus en cámara lenta iluminado por una luz dorada del ocaso, mientras intercambiaba miradas con una hermosa mujer.
Solo faltó Berlin con take your breath away de fondo.

Es hora de salir y planeo salir de la oficina acelerado cual película de Buster keaton.

[¡Que suene el piano!]

Una respuesta a “Post de Lunes”

  1. Que loco, estaba justamente viendo el video -mi hiperactividad es tanta- de coffe and tv de blur cuando leía que te hablaba tu conciencia.

    A mis parientes de Delfos les gustan esos juegos.

    Saludos desde el dilema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *